Retoman la negociación con el FMI.

Tras un año de relaciones congeladas, viaja mañana una misión a Washington...

Por
18deJuliode2005a las08:52

Una misión negociadora del Ministerio de Economía —encabezada por el secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen— partirá mañana por la noche hacia Washington para retomar las conversaciones con el Fondo Monetario Internacional, con el objetivo de firmar un nuevo acuerdo. De esta forma, se romperá un virtual "congelamiento" de un año en las relaciones con el FMI, desde que Argentina pidió en agosto de 2004 suspender hasta nuevo aviso el programa vigente.

En las carpetas de los funcionarios locales ya existe un libreto escrito para negociar. Aceptan elevar el nivel de ahorro fiscal, pero no tanto como pide el FMI. La proyección de inflación para los próximos 12 meses girará en torno al 0,6% mensual, aunque al Fondo le gustaría que fuese menor. Presentarán acuerdos en marcha con la mitad de las empresas privatizadas.

Y fijarán las condiciones para que el país concrete "una oferta razonable" para los acreedores que rechazaron el canje, tal como viene pidiendo el FMI, y que tienen en su poder bonos por unos 20.000 millones de dólares.

En este sentido, Clarín pudo confirmar que el equipo negociador plantearía un esquema por el cual los bonistas tendrán que expresar su voluntad concreta de recibir una nueva propuesta. Para eso, tendrían que entregar en custodia sus títulos a los bancos asesores del país (encabezados por el Bank of New York) durante un plazo determinado. Si al finalizar ese tiempo hay una masa considerable de interesados, el Gobierno haría otra oferta, aunque en condiciones menos favorables que la que tuvieron quienes participaron del canje. Pero si se anotan pocos interesados, la situación seguirá indefinida como hasta ahora.

Los otros ejes de la negociación serían los siguientes:

Superávit fiscal: el FMI pide que este año llegue al 4,5% del PBI. "Tenemos una orden estricta del presidente Kirchner de no ceder y mantener la pauta original de 3%", confió un funcionario cercano a Roberto Lavagna. "El año pasado el consolidado de Nación y provincias era del 3,2% y este año será del 3,9%", apuntó la fuente. El problema es que al Fondo no se le escapa que en el 2004, el superávit real obtenido estuvo muy por encima del prometido: llegó a 5,2%. Por eso, ahora reclama más.

Tarifas: El FMI pide avances en la renegociación de los contratos con las privatizadas. En Economía destacan que ya tienen cerradas 22 renegociaciones sobre un total de 46 compañías. Hay otros 8 convenios que están a la espera de la aprobación de la empresa y 16 que están retrasados.

Inflación: el Fondo teme que siga en aumento. Con el repunte del 0,9% en el índice de julio, los reclamos se intensificaron. Y presiona contra la política monetaria de emitir pesos para sostener la cotización del dólar. El planteo del equipo económico será que pese a la estrategia cambiaria, el Banco Central cumplió con la pauta de emisión prevista para el semestre. Y si bien la inflación de julio estará por encima del 1%, aseguran que tienen suficientes herramientas de política macroeconómica como para que en los últimos cinco meses del año, los índices no se alejen demasiado del 0,5%.

Aunque en el Palacio de Hacienda hacen lo posible por mantener un discurso optimista, admiten que con una agenda tan compleja las posibilidades de que el acuerdo llegue antes de octubre son prácticamente nulas.

Por eso, Economía diseña un plan de emisión de bonos de la deuda pública para cubrir los próximos vencimientos con el organismo multilateral. El país debe pagarle 1.750 millones de dólares entre este mes y fin de año. Se suman otros 6.500 millones hasta el 2007. Y Economía intenta lograr por esos tres años la refinanciación de al menos el 70% de los montos.



Temas en esta nota