Fuerte compra de dólares del BCRA.

Intervino pese a que la pauta monetaria está superada, pero no pudo evitar que caiga a $ 2,87...

20deJuliode2005a las07:58

La semana pasada había dejado en manos del Tesoro la política de mantener alta la cotización, como quiere el Gobierno Ayer las reservas superaron los US$ 24.000 millones

El Banco Central (BCRA) volvió a jugar fuerte ayer para sostener el valor del dólar al comprar US$ 86 millones, una cifra que duplica a la que había adquirido anteayer y es la mayor en doce días.

Pero lo único que logró fue ponerle límites a la tendencia a la baja que exhibe la divisa en la plaza local: la cotización cayó ayer a $ 2,87 en el mercado minorista (el menor precio en casi 15 meses) y a $ 2,862 en el mayorista (dos milésimas menos que en la víspera). "El precio mayorista descendió pese a que el BCRA salió a defenderlo fuerte al final del día, cuando estaba por caer de $ 2,86", explicó Fernando Izzo, apoderado de ABC Cambios.

La entidad que preside Martín Redrado se había replegado durante la semana pasada, cuando se mantuvo al margen del mercado por cuatro días, aunque no inactiva. Ocurre que, en ese plazo, volcó a la compra de divisas $ 2044 millones que le confió la Secretaría de Hacienda (con el dinero que había obtenido por dos colocaciones del Boden 2014 en pesos, más un excedente que tenía en su caja), lo que le permitió finalmente alzarse con US$ 712 millones.

La millonaria compra "por cuenta y orden", que realizó por tramos del lunes al jueves, le sirvió para dejar el precio minorista en $ 2,88 y estabilizar el mayorista en $ 2,865. Pero el viernes el Central tuvo que volver al mercado y tomar US$ 25,9 millones para evitar que la cotización cayera, una vez que el mercado había tomado conciencia de que el cheque que le había librado la Tesorería para esa tarea se había agotado.

La escena se repitió anteayer, cuando debió alzarse con US$ 43 millones, y se incrementó ayer, cuando al comprar US$ 86 millones "volvió a la andadas", según definió un cambista. Y terminó de despejar algunas dudas que se habían instalado entre los operadores, que apostaban algunas fichas a que la cotización pudiera ceder un poco en el caso de que el Tesoro no pudiera renovar su ofensiva (se especuló que podría invertir en esa tarea los ahorros del superávit fiscal que tiene colocados en depósitos en pesos) o que el BCRA optara por dosificar su esfuerzo para no expandir más la base monetaria, o verse obligado a retirar más pesos de circulación convalidando mayores tasas de interés.

La fuerte intervención del ente monetario ratifica que para el Gobierno el objetivo de mantener el dólar alto no es negociable, e incluso supera a la preocupación que le genera un posible rebrote inflacionario.

Desbordes

La conclusión se deduce de observar los desbordes que registra el programa monetario, que el jueves pasado (último dato disponible) ya se ubicaba en $ 54.659 millones, $ 679 millones por encima de la meta superior del plan fijada en $ 53.980 millones por el propio BCRA.

Esta conducta, a su vez, parece alimentar las cada vez más extendidas expectativas inflacionarias (las proyecciones privadas pasaron del 9,8 al 10,5% en sólo dos semanas), ya que el mercado tiene en claro la fuerte inyección de pesos que, como contrapartida, suponen las millonarias compras de dólares que realiza el BCRA, y ya pudo observar que los montos que llega a esterilizar (vía pases o letras) suelen ser menores a la expansión que genera al comprar dólares en el mercado.

Pero también ayuda a fortalecer las reservas, que ayer llegaron a los US$ 24.022 millones, el mayor nivel en cuatro años y ocho meses.

Las operaciones cambiarias registraron un superávit récord de 3457 millones de dólares durante el segundo trimestre del año, una cifra 40% mayor a la registrada en igual período del año anterior, algo que el BCRA adjudicó al "creciente interés por invertir en a

Temas en esta nota