Advierte el BCRA que fue superada su pauta de inflación

La entidad reconoce que se debe a un aumento del gasto público superior al proyectado...

21deJuliode2005a las08:04

El Banco Central (BCRA) admitió ayer por primera vez que la pauta inflacionaria prevista en el programa monetario 2005 -que estimaba una variación del 5 al 8% en el año- será desbordada, aunque desligó su responsabilidad en ese resultado al mencionar la contracción de la base monetaria del 3,9% en el primer semestre, y ratificó las metas previstas en ese plan.

En el Informe de Inflación del tercer trimestre, la entidad que conduce Martín Redrado reconoció además que:

l En el trimestre en curso se verifica una aceleración inflacionaria, alentada en parte por un aumento del gasto primario "algo superior al proyectado", y que se hará evidente en los próximos meses "cuando se reflejen recientes decisiones del Gobierno", en alusión a los aumentos en las jubilaciones y los salarios estatales.

l El incremento de la denominada inflación subyacente muestra "una persistencia importante"; mostró preocupación por las presiones alcistas que registran los precios de los productos lácteos y la carne, contenidas en el trimestre anterior por "acuerdos sectoriales y una retracción de la demanda" (ver aparte).

El informe adjudica el fenómeno inflacionario a la tensión generada entre una demanda recuperada y una oferta que no creció lo suficiente, con lo que pone el foco en una cuestión sobre la que suele alertar el ministro de Economía, Roberto Lavagna: una insuficiente inversión. En coincidencia con sus argumentos, advierte que "un eventual estímulo de la demanda por encima de las posibilidades de producción, en un contexto de mayores costos y recomposición de precios relativos", es el principal factor de riesgo en el corto plazo.

El reconocimiento por parte de la entidad monetaria de que la aceleración en los precios supera sus estimaciones originales confirma los pronósticos de la mayoría de los analistas del mercado, que a estas alturas se preguntan si será posible cumplir al menos con la pauta del 10,5% anual, fijada en el Presupuesto.

Según el BCRA, los incrementos obedecen a "la concentración de subas generadas por la recomposición de precios relativos en vastos sectores de la economía [especialmente en los servicios], en un contexto donde la fortaleza del gasto interno, los elevados niveles de utilización de la capacidad instalada y la apertura de mercados externos permiten que esta recomposición se haga efectiva".

Pero también adjudica una cuota de responsabilidad "al dinamismo que continúa exhibiendo el crédito y las pocas oportunidades de inversión financiera para inversores no sofisticados que todavía persisten", en un reconocimiento de que las tasas de interés no son atractivas para los ahorristas.

Con relación a la política monetaria, la entidad se compromete a continuar reduciendo "el estímulo monetario, para evitar que la evolución de los precios y las expectativas de inflación se autoalimenten", lo que juzga posible, porque si bien las previsiones de precios del mercado ahora muestran un desvío de 2 puntos respecto de la meta máxima del BCRA, "para los próximos 12 meses se reducen y se ubican en torno del 8 por ciento".

Pero vuelve a defender la compra de dólares (ayer adquirió otros 84,7 millones), que define como parte de una estrategia para acumular reservas que siguen otros bancos centrales de países emergentes. Se trata de aprovechar "la coyuntura del sector externo para implementar una política anticíclica de acumulación de reservas por motivos prudenciales; para reducir la vulnerabilidad externa del país y evitar movimientos disruptivos ante cualquier shock que pudiera afectar el flujo de pagos internacionales".

Al respecto, recuerda que la intervención en el mercado cambiario va de la mano de políticas de esterilización del dinero inyectado que no implican riesgo de "déficit cuas

Temas en esta nota