Los títulos indexados marcan récords y ganan casi 12% en julio.

Los bonos en dólares, en cambio, no logran avanzar y algunos hasta retroceden...

Por
21deJuliode2005a las08:50

Casi sin pausa, los bonos indexados por CER marcan cada día nuevos récord en sus cotizaciones. Ayer, los Boden 2014 y los Par del canje en pesos aumentaron 2,4%. Las subas de los Discount y los Bogar 2018 rondaron 1,5%.

Frente a los rápidos avances de los títulos indexados por CER contrasta la evolución de los emitidos en dólares, que sólo con dificultad logran mantenerse en terreno positivo y en algunos casos simplemente retroceden.

En lo que va del mes, los títulos en pesos con mayor mercado como el Discount, el Par y el Boden 2014 lograron acumular ganancias próximas al 12%. Todo un récord para escasos 20 días.

La evolución de los bonos no hace más que reflejar las expectativas del mercado sobre dos variables fundamentales: la inflación y la cotización del dólar.

Por el lado de los precios, las expectativas de suba para este año superan claramente el 10%, según prueba el resultado del relevamiento entre consultoras, bancos y otras entidades que procesa el Banco Central.

En cuanto al dólar, los operadores observan un escenario en el que el Banco Central es virtualmente el único comprador. Agotada la recaudación de las últimas licitaciones de Boden 2014 que realizó Economía, el Central opera principalmente con fondos propios. Estas compras van entonces a las reservas, pero como contrapartida es necesario absorber los pesos emitidos a fin de evitar aportar más combustible a la inflación.

Si bien la decisión del Gobierno de no dejar caer el dólar parece firme, los operadores se preguntan si el Ejecutivo podrá seguir maniobrando o si el excedente de divisas que muestra el mercado terminará provocando una baja respecto de los valores actuales.

Aunque esto no suceda, lo que la mayoría de los inversores da por seguro es que el dólar retrocederá en términos reales para ir reduciendo el desequilibrio del mercado cambiario. Si bien no existe ninguna garantía ni compromiso de que esto ocurrirá, los inversores perciben que cuentan con un seguro de cambio gratuito.

Así, con una inflación que no pierde fuerza, es claro que el rendimiento de los bonos en pesos debería superar por un margen amplio al de los emitidos en dólares, aunque la TIR de éstos sea varios puntos más alta que la TIR real de los títulos indexados.

Las subas se vienen registrando con fuertes volúmenes negociados. En el mercado advierten que a los fondos del exterior se están sumando muchos inversores locales que se mantenían en dólares.

Las chances de obtener mayores ganancias se asignan al Discount en pesos. Como este título del canje es a muy largo plazo, tiene una volatilidad mayor. Pero lo que es negativo en un contexto de desconfianza se transforma en un incentivo cuando predomina el optimismo, porque generaría mayores beneficios.

 

Temas en esta nota