Otro récord de los bonos indexados.

Los títulos ganan hasta un 14% en lo que va del mes, ante la expectativa inflacionaria...

Por
23deJuliode2005a las08:09

El fantasma de la inflación, que marca el ritmo de los negocios financieros desde hace tres semanas, volvió a impulsar ayer un incremento en los bonos públicos cuyo capital está protegido por cláusulas indexatorias.

El Discount en pesos ganó otro 2,22% para quedar en $ 117,30 cada lámina de $ 100 y el Par subió un 1,38% para ubicarse en $ 43,85, con lo que llegaron a niveles récord. También avanzó un 1,91% y alcanzó un nuevo máximo el Boden 2014, otro de los títulos más buscados por rendimiento y liquidez, que terminó cotizando en $ 95,60, e hizo lo propio el Bogar 2018, surgido del último canje de la deuda provincial, al incrementar su cotización un 0,9% y llegar a $ 142,25 por cada lámina de $ 100 originales.

De la ola alcista también fueron parte los bonos más cortos, como los Boden 2007 y 2008 que subieron un 0,24 y un 0,70%, respectivamente, y todos los bonos de consolidación (Bocon) con el mismo sistema de ajuste, que ganaron entre un 0,62% y un 1,28%, según la serie.

Los bonos ajustados por CER se siguieron valorizando beneficiados por un importante flujo de adquisiciones del que participan algunos fondos internacionales atraídos por su potencial de rendimiento. Para ingresar en el país estarían eludiendo el encaje, a juzgar por que ayer no había ningún depósito en los bancos realizado por esa razón. Esa atracción originó que durante algunas jornadas de esta semana el monto de negocios con bonos en la Bolsa y el Mercado Abierto Electrónico, la plaza preferida de los bancos e inversores institucionales, llegó a rondar los $ 2000 millones diarios (ayer se negociaron unos 1500 millones entre ambas plazas). Con los resultados de ayer, los títulos en pesos con mayor mercado como el Discount, el Par y el Boden 2014 lograron acumular ganancias que superan el 14% en lo que va del mes, un avance que refleja las expectativas del mercado sobre dos variables fundamentales: la inflación (en alza) y el dólar (estabilizado en términos nominales por los esfuerzos que realiza el Gobierno).

Los inversores más activos parecen dar por seguro que el valor del dólar retrocederá en términos reales por la simple erosión de la inflación, más allá de que el Gobierno intente sostener su cotización nominal.

"Seguimos entendiendo que la mejor relación riesgo-retorno actual se encuentra en la renta fija en pesos ajustable por CER", señaló un informe de la consultora Delphos Investment que sintetiza el sentimiento del mercado.

La jornada dejó, además, una suba marginal de un 0,18% en el índice Merval de la Bolsa porteña y la cotización del dólar minorista estabilizada en $ 2,88 por la compra de US$ 38,5 millones que realizó el Central, que en la semana se alzó con 384,5 millones de dólares.

 

Temas en esta nota