El Gobierno discute cómo enfriar la suba de precios.

El ministro de Economía, Roberto Lavagna, iniciará hoy una serie de reuniones con los representantes de la Unión Industrial Argentina...

Por
25deJuliode2005a las09:00

Buenos Aires. El ministro de Economía, Roberto Lavagna, iniciará hoy una serie de reuniones con los representantes de la Unión Industrial Argentina (UIA), los productores de pollos y los frigoríficos, con miras a lograr acuerdos que permitan bajar la inflación que para este mes trepa al 1,2 por ciento, según estimaciones oficiales.

Los voceros de la UIA adelantaron que la cúpula directiva del organismo se reunirá por la mañana con Lavagna en el Palacio de Hacienda con una consigna: que el Gobierno no “enfríe” la economía para detener la suba de precios.

Además, temen que Economía deje caer el dólar por debajo de los 2,90 pesos para frenar las expectativas de suba de precios y perjudique sus exportaciones.

Desde la UIA aseguran que el tipo de cambio no tiene ninguna responsabilidad por el aumento del costo de vida. Sin embargo, les preocupa que se instale la idea de que la el precio del dólar presiona sobre la inflación y que el Ejecutivo, en medio de la campaña electoral, acepte una caída de su cotización.

En la última semana el Fondo Monetario Internacional le “sugirió” al Gobierno que deje caer el dólar, lo que le facilitaría entre otras cosas el pago de la deuda.

Sin embargo, desde el Palacio de Hacienda dicen que una retracción de la moneda estadounidense no tendría ninguna incidencia real sobre la inflación, ya que varios precios se fijaron cuando el dólar estaba a 3,60, y no bajaron pese al retroceso de la cotización.

Lavagna destaca que los dólares que se compran parten del superávit de las cuentas públicas.

Para el ministro “el único problema son las expectativas”, y allí buscan trabajar para lograr nuevos acuerdos de precios y postergar, por el momento, aumentos en jubilaciones y salarios.

En este contexto, funcionarios del área de política macroeconómica y de la secretaría de Agricultura recibirán también hoy a representantes de los frigoríficos y las curtiembres, para llegar a un nuevo acuerdo que permita mantener el precio de la carne.

En los últimos días, el Mercado de Liniers empezó a registrar tendencia a la suba debido a que el frío intenso afectó la oferta ganadera, que siempre se retrae en esta época del año.

Los sectores de la producción tienen firmado un acuerdo con el Gobierno que implica cortes de carne más baratos, pero los frigoríficos denuncian que las curtiembres no están cumpliendo su parte (pagar más por los cueros) y que por tanto el convenio puede caerse.

En cuanto a los pollos, el Gobierno pedirá a los productores renovar el acuerdo que desde principios de año mantiene el precio mayorista en 2,70 pesos por kilo.


Temas en esta nota