Creció 20% la inversión en el segundo trimestre.

De todos modos, el Gobierno admite que debería ser más alta...

30deJuliode2005a las08:10

La compra de bienes de producción habría subido un 28% y lo destinado a la construcción, un 15%

La inversión en relación con el PBI todavía está por debajo de los años 90

La inversión creció más del 20% interanual en el segundo trimestre de 2005, con lo que se recuperó de un pobre comienzo del año. Así lo estimó el director de Coordinación de Políticas Macroeconómicas, José Luis Maia, pero igualmente coincidió con los analistas privados en que aún el nivel de inversiones resulta menor al necesario para asegurar un crecimiento vigoroso (ver aparte). Además, todavía está por debajo de los mejores años de la década del 90.

Maia predijo que la inversión medida en pesos corrientes (sin ajuste por inflación) representará este año el 21% del producto bruto interno (PBI), frente al 19,2%, es decir, hasta "un nivel compatible con un crecimiento del 3% o 3,5%". Por eso, el director citó al ministro de Economía, Roberto Lavagna, al señalar que debe apuntarse a una inversión del 23% del PBI.

La mayoría de los analistas prefiere medir la inversión en pesos constantes (ajustados por inflación). Bajo ese criterio, alcanzaba al 17,6% del PBI en 2004 y este año subiría al 19%, según diversos economistas, que sugieren que el nivel ideal oscila entre el 22% y el 24%.

"Ciertamente creemos que tiene que ubicarse por encima del 20% y hay que converger a esos valores en el mediano plazo", admitió el subsecretario de Programación Económica, Sebastián Katz. "El contexto macroeconómico actual brinda condiciones inéditas en los últimos treinta años para que haya un dinamismo importante del proceso inversor", alegó Katz.

En el primer trimestre, la inversión había aumentado el 13,9%, un nivel "flojo", según reconoció Maia. Atribuyó la aceleración de la inversión bruta fija en el período abril/junio al esclarecimiento del panorama económico después del exitoso canje de deuda en default, cerrado en febrero pasado.

La compra de equipo durable de producción subió en el segundo trimestre entre el 28% y el 30%, frente al 15,9% del primero, mientras que lo invertido en la construcción pasó de crecer el 12,7% al elevarse más del 15%, según Maia. El funcionario reconoció que el 60% de la inversión es en ladrillos, pero desdeña las críticas de economistas sobre este sesgo y afirma que es el normal en muchos países. Aquí crece la inversión en viviendas, otros edificios, obras viales y obras de infraestructura.

El último informe del Estimador Mensual Industrial (EMI) del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) repasa los proyectos en varios sectores. En la industria avícola, "se incrementan las inversiones en tecnología, en el marco de un proceso de ampliación de la capacidad instalada". La industria aceitera invierte para subir la producción.

Las empresas textiles estudian la posibilidad de concretar inversiones para elevar la capacidad instalada. El Indec dice que una empresa importante -por el secreto estadístico no puede nombrarla- está instrumentando una serie de inversiones para mejorar la productividad.

En el sector papelero, una gran fabricante de productos está poniendo a punto nuevas inversiones. En la industria química se acaba de agrandar la capacidad instalada y algunas productoras de bienes básicos analizan más desembolsos para el año, que les permitan ampliar capacidades productivas y mejorar procesos. Una gran empresa analiza la construcción de nueva planta para elaborar un insumo químico crítico.

Algunas fabricantes de fertilizantes decidieron inversiones para el acondicionamiento, el acopio, la producción y la logística. En el sector de neumáticos, "existe un importante dinamismo". En el primer semestre del año, varias empresas incorporaron nueva tecnología e incrementaron la capacidad product

Temas en esta nota