El Plan Fénix también sale en defensa del dólar alto.

Además, expresó su respaldo a la política de desendeudamiento con el FMI...

Por
08deAgostode2005a las08:38

Los principales representantes del denominado Plan Fénix expresaron sus coincidencias con el plan de "desendeudamiento" que el Gobierno lleva adelante con el Fondo Monetario Internacional. Además, defendieron la política de mantener un tipo de cambio alto.

Así quedó expresado durante las jornadas de actualización doctrinaria del Plan Fénix, según la visión de tres de sus integrantes, que son al mismo tiempo profesores titulares de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires.

Alejando Vanoli dijo: "La política monetaria y el conjunto de las políticas deben ser centrales para la estabilidad del tipo de cambio alto y que genere un proceso de inversión y crecimiento. Desde el punto de vista de la deuda planteamos que sería posible y deseable un acuerdo con el FMI en tanto y cuanto permita refinanciar vencimientos de capital e intereses. Pero si implicara aceptar condicionalidades macroeconómicas, como tipo de cambio bajo y suba de tarifas, que sean incompatibles con un crecimiento sostenido, creemos que sería preferible no hacer un acuerdo y seguir cancelando progresivamente los vencimientos, llámese desendeudamiento si se quiere".

Por su parte, Alberto Müller abordó los temas de servicios públicos, infraestructura e inversión pública. Y señaló: "El Plan Fénix postula que hay que recuperar una capacidad por lo menos de organización y orientación del sector energético. En materia tarifaria, las tarifas deben remunerar la inversión. Pero realmente las tarifas de varios de los servicios en particular energía y telecomunicaciones, fueron fijadas muy elevadas, de modo que debería tenerse esto en cuenta. Y las tarifas no pueden hacerse cargo de los errores de financiamiento de empresas que se dedicaron a retirar ganancias y reemplazarlas por financiamiento externo".

Jorge Schvarzer efectuó la exposición sobre política industrial: "No va a haber desarrollo industrial dinámico sin una política industrial activa. Sometido a los vaivenes del mercado, el país va a tener un desarrollo industrial raquítico o insuficiente respecto de lo que queremos para Argentina. Para ello hace falta utilizar un conjunto de instrumentos que le deben dar al empresariado local la convicción de que realmente va tener apoyo para instalarse, crecer y desarrollarse. El Plan Fénix ve que estos son temas que todavía faltan. El tipo de cambio que tenemos ahora es una condición necesaria como decimos los economistas, pero no es suficiente".

 

Temas en esta nota