Recortan un aumento del gasto público.

Lavagna rechazó dar $ 30.000 millones...

Por
12deAgostode2005a las08:12

El Ministerio de Economía rechazó pedidos de gasto por 30.000 millones de pesos para el año próximo para mantener alto el nivel de superávit fiscal.

Así lo expresó anoche el ministro de Economía, Roberto Lavagna, tras acordar con el presidente Néstor Kirchner la necesidad de "mantener el superávit fiscal y la independencia fiscal".

"Los pedidos de presupuesto que exceden lo previsto para el año próximo se ubican en el orden de los 30 mil millones de pesos", señaló el jefe del Palacio de Hacienda.

En declaraciones al programa de televisión "El juego limpio", que conduce el periodista Nelson Castro por la señal de cable Todo Noticias, Lavagna sostuvo que "el superávit fiscal es un elemento fundamental de la política económica" y advirtió que se harán "todos los recortes que tengamos que hacer".

Según trascendió en el Palacio de Hacienda, para el presupuesto 2004 los pedidos excedentes que no fueron otorgados ascendieron a $ 8500 millones, mientras que en 2005 esa cifra trepó a 17.500 millones. Este año se admitiría elevar hasta un 10 por ciento el nivel de gastos de 2005, llevándolo a unos 85.000 millones de pesos.

En el presupuesto de este año el total de gastos, incluyendo el pago de intereses, llegaba a 77.800 millones de pesos.

Anteanoche, el Presidente y el ministro se reunieron durante una hora después de que la Secretaría de Hacienda terminó de recibir los pedidos de todas las áreas del Estado para el año próximo.

En ese sentido, altas fuentes de la cartera económica aclararon a LA NACION que "en un contexto de fuerte crecimiento económico, todo el mundo pide más porque cree que es posible relajar la política fiscal, pero hay que convencerse de todo lo contrario".

Pedidos generalizados

Si bien las fuentes aclararon que el rechazo de partidas excedentes "fue generalizado", las declaraciones del ministro se conocieron 24 horas después de que se conociera un supuesto reclamo de la Corte Suprema de Justicia para elevar en 1500 millones de pesos sus recursos durante el año próximo.

Las proyecciones se realizarán bajo el supuesto de que la economía crecerá un 4 por ciento. En cuanto a la inflación, aún no se dio a conocer la proyección oficial, aunque los analistas del sector privado consultados por el Banco Central prevén una suba de precios de un 9% en 2006.

En este sentido, el analista Manuel Sánchez Gómez, de la consultora MVA, dijo a LA NACION que "es parte natural del proceso presupuestario que pidan más y también que el ministro rechace algunas cosas sobre la base de sus prioridades".

Sánchez Gómez dijo que seguramente Lavagna "quiso enviar un mensaje de control para adentro y para afuera, lo cual es positivo" para evitar señales inflacionarias a partir del gasto público en tiempos preelectorales.

Hasta ahora, el presupuesto 2005 se ejecutó en un 56%, una cifra que Sánchez Gómez consideró "normal", con menores ejecuciones en infraestructura y desarrollo social.


Temas en esta nota