Admiten que el control de capitales es poco efectivo.

El Gobierno reconoce que la mayor parte del dinero ingresado eludió las restricciones...

18deAgostode2005a las08:00

El control de capitales especulativos instrumentado por el Gobierno provocó un efecto "insignificante", con apenas US$ 13,8 millones alcanzados por las restricciones establecidas hace poco más de dos meses, una suma que no alcanza ni a la mitad del ingreso efectivo de divisas al país en un solo día.

Calificadas fuentes oficiales admitieron a LA NACION que hay "numerosas vías para escapar" del decreto 616 y la resolución 365, dictadas en junio último. Por esta razón, sólo se aplicaron encajes por 4,2 millones de dólares, según las cifras del Banco Central. "Hay un fuerte ingreso en el sistema financiero triangulando a través de sociedades off shore", indicó la fuente, con cierta preocupación.

El decreto 616, del 9 de junio, estableció un encaje (inmovilización) del 30% para el ingreso de divisas de no residentes, mientras que la resolución 365 amplió esta restricción a los residentes que ingresen sumas mensuales superiores a los $ 2 millones.

Según los especialistas del sector privado consultados por LA NACION, el sistema fracasó por las alternativas creadas en el mercado para eludir los controles.

Por esta razón, desde ayer la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) quedó habilitada para controlar el ingreso de residentes superior a los US$ 50.000 mensuales a través de la resolución general 1926. Según la norma del organismo que conduce Alberto Abad, quedarán comprendidos en este régimen informativo las siguientes operaciones: aportes de inversiones directas en el país, préstamos de organismos internacionales y de agencias oficiales, créditos financieros y ventas de participaciones en empresas locales a inversores de portafolio.

También fueron incluidos los cobros de préstamos financieros otorgados a no residentes, repatriación de inversiones de residentes, garantías financieras, otras inversiones de no residentes, pagos por cancelación de contratos de cobertura entre monedas extranjeras y de precios de commodities. En cambio, quedaron afuera las operaciones de venta de billetes en poder de residentes, de moneda extranjera de cuentas locales para su transferencia al exterior y de cheques de viajero.

A partir de los datos que recopile, la AFIP quiere hacer un cruzamiento de datos con la situación patrimonial de los contribuyentes para saber si aparecen "inconsistencias" que permitan iniciar acciones legales por evasión.

Altas fuentes del organismo admitieron que el objetivo de esta resolución será "puramente tributario", aunque en forma secundaria podría tener un efecto de disuasión sobre el ingreso de capitales especulativos, que trae fuertes oscilaciones en la cotización del dólar.

Con todos los inversores esperando una apreciación del peso, el Banco Central ha tenido que actuar en forma ininterrumpida en el mercado para sostener el valor del dólar cerca de los $ 2,90, nivel pretendido como "piso" por el Gobierno.

Pero mientras el Central sumaba reservas, la AFIP comenzó hace un mes un "rastreo" que permitió concluir que "a poco más de dos meses de la aplicación del régimen de control de capitales, se puede inferir que su efecto ha sido insignificante", según un memo del organismo.

En primer término, la mayoría de los inversores eludía el control a través de sociedades de Bolsa. Cuando la resolución ministerial incluyó a los residentes, las operaciones se corrieron a los bancos, que "no aplican tales requisitos, aun cuando la realidad indica que se trata de inversiones en valores locales de sujetos no residentes".

Estas maniobras a través de títulos públicos, "el constante aumento de los volúmenes negociados en acciones y la adquisición de ADR (certificados de depósitos de acciones en el exterior) por parte de los capitales golondrina que ingresan en el mercado local,

Temas en esta nota