Estamos en un nivel razonable de inflación.

Con buena llegada al Ministerio de Economía y al Banco Central, Lousteau afirmó que es lógico tener una inflación del 8 al 11 por ciento, tras la devaluación de 2002...

Por
22deAgostode2005a las09:26

Con buena llegada al Ministerio de Economía y al Banco Central, Lousteau afirmó que es "lógico" tener una inflación del 8 al 11 por ciento, tras la devaluación de 2002.

-¿Cuáles son las principales causas de la inflación?

-Hay una combinación de varios elementos. Lo importante es definir cuál es la causa más relevante para definir cuál es la mejor solución. Por un lado, hay un acomodamiento de precios relativos que es lógico después de una devaluación tan grande, junto con sectores que venían muy rezagados y que comenzaron a exportar. A estos factores hay que agregar la suba de los servicios, después de mucho tiempo de que ocurriera lo contrario. Si eso se enfrenta con aumentos salariales, hay cierto riesgo, porque en el rubro servicios el componente salarial es mayor que en los bienes. Además, están subiendo algunos servicios que en el país son suntuarios (como la educación privada y la medicina prepaga) que aumentan más que la canasta básica. Por estas razones, no hay que mirar la oferta monetaria para combatir la inflación subiendo las tasas de interés.

-¿Por qué?

-Porque subir las tasas y ponerle un piso al tipo de cambio es una combinación que puede exacerbar el ingreso de capitales especulativos.

-¿Hay cierta ligereza política ante el fenómeno inflacionario?

-Es lógico que la Argentina tenga niveles del 8 al 11 por ciento de inflación, aunque por supuesto que es un tema que debe importarnos a todos.

Temas en esta nota