Stiglitz defendió el control de capitales.

El premio Nobel de Economía dijo que generalmente la liberalización de capital se asocia con un mayor nivel de volatilidad y que ello es "muy malo para la inversión...

Por
23deAgostode2005a las16:19

(Télam).- El premio Nobel de Economía 2001, Joseph Stiglitz, elogió la aplicación del control de capitales como un elemento para reducir la volatilidad de los mercados e impedir el ingreso de fondos golondrinas que no se destinan a la inversión genuina.

"Generalmente la liberalización de capital se asocia con un mayor nivel de volatilidad, algo que es muy malo para la inversión. Sin duda se pueden diseñar controles de capital compatibles con la atracción de inversiones", aseguró el economista al disertar en un panel de debate sobre políticas públicas en el marco del Consenso de Buenos Aires.

Industria. Stiglitz defendió hoy la aplicación de políticas activas para el crecimiento industrial y señaló que "no se puede dejar librado al mercado" el desarrollo tecnológico.

"Los países más exitosos fueron los que tuvieron una política integral de tecnología y desarrollo incluyendo la educación, la investigación y el financiamiento", dijo el economista.

En el seminario también expondrán la senadora Cristina Fernández de Kirchner y el secretario adjunto de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), José Ocampo.

Reunión K. El presidente Néstor Kirchner mantuvo un encuentro hoy con Stiglitz, referente de los cuestionamientos a la recetas neoliberales aplicadas en América latina.

El encuentro se desarrolló en el despacho presidencial de la Casa de Gobierno y contó también con la presencia del jefe de Gabinete, Alberto Fernández, y del cónsul argentino en Nueva York, Héctor Timerman.

La Casa Rosada no informó sobre los temas conversados durante la reunión.

Nueva receta. Stiglitz es uno de los economistas que promueve la necesidad de acordar nuevos principios económicos mundiales superadores de las recetas neoliberales del denominado "Consenso de Washington", que imperó en las décadas del ´80 y ´90.

El especialista norteamericano sostiene que el modelo para el desarrollo centrado en las privatizaciones, la fuerte apertura comercial y la reducción al mínimo del Estado en la economía ha fracasado en la mayoría de las naciones.

Temas en esta nota