Llegan tres créditos por 121 millones de dólares.

Gestiones por otros 1200 millones...

Por
25deAgostode2005a las14:33

El presidente Néstor Kirchner y el jefe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Enrique Iglesias, anunciaron ayer tres créditos para la Argentina que habían sido recientemente aprobados por esa entidad por un total de US$ 121 millones. Unos 33 millones se destinarán a un programa de mejoras del sector turístico; 18 millones, a un plan de fortalecimiento institucional y de gestión fiscal de las provincias, y 70 millones, a un proyecto de desarrollo productivo de Mendoza.

En el encuentro a puertas cerradas, Kirchner e Iglesias conversaron sobre la próxima Cumbre Iberoamericana que se celebrará en Salamanca (España), en octubre próximo. El Presidente le prometió al futuro secretario general del cónclave transatlántico que asistirá.

La Argentina, además, está gestionando ante el BID otros dos préstamos por US$ 1200 millones. Unos 700 millones se dirigirían al Plan Familias, el programa del Ministerio de Desarrollo Social que está sustituyendo paulatinamente al Jefes y Jefas de Hogar Desocupados, y que consiste en un subsidio a las madres de familia que también incentiva la escolarización y la vacunación de sus hijos, según explicó el director alterno del BID por la Argentina, Martín Bes.

Otros US$ 500 millones irían para un préstamo basado en política, PBL, según la terminología del banco. Son créditos para financiar gasto corriente que se conceden a cambio de reformas.

El nuevo crédito para el turismo se utilizará en obras en el corredor que va de las cataratas del Iguazú a las Misiones Jesuíticas, en Misiones, y en el de los Siete Lagos, en la Patagonia. El Estado deberá aportar 23 millones de dólares como contraparte local del financiamiento.

LA NACION también deberá poner US$ 12 millones para el fortalecimiento institucional de las provincias. Por su parte, Mendoza tendrá que desembolsar 46,6 millones de dólares para su plan de desarrollo productivo.

Donación

El BID también donó ayer US$ 1,5 millones a un proyecto destinado a promover la competitividad exportadora de 450 pymes argentinas en el este asiático. Iglesias firmó un acuerdo con las fundaciones Cane y Okita para que actúen como agentes ejecutores del programa. Ambas entidades benéficas aportarán otros 1,5 millones.

Cane y Okita cumplirán tres tareas: sensibilización y difusión, diseño de herramientas y capacitación a consultores y asistencia a empresas para acceder al mercado asiático. Los beneficiarios del proyecto serán pymes con potencial exportador, las que exportan a otros destinos, las que ya venden al este de Asia pero quieren enviar nuevos productos y 75 profesionales. El plan durará tres años y se espera que por lo menos el 30 por ciento de las empresas asistidas sean del interior. Se busca que como mínimo el 60 por ciento logre penetrar en aquella región.

El disenso de Buenos Aires

"La discusión corre por otros andariveles." Con esa frase se refirió el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, a las declaraciones del premio Nobel de Economía 2001, Joseph Stiglitz, que anteayer dijo que la Argentina debería reclamar una quita de su deuda con el FMI, como lo hizo con otros acreedores. Según Fernández, la decisión del Gobierno es "ir desendeudándonos" para dejar de ser un país "permanentemente auditado" en sus políticas por el organismo multilateral de crédito. Por su parte, el economista y ex funcionario del FMI Claudio Loser sostuvo que se "ha actuado con corrección en la relación con el Fondo".

Temas en esta nota