Podrán venderse en la Bolsa los plazos f ijos a un año o más.

Se busca alentar a los ahorristas para que hagan depósitos bancarios más largos...

Por
01deSeptiembrede2005a las08:30

Las colocaciones se podrán transferir con un simple endoso.

Se intenta mejorar el fondeo de los bancos y permitir que los ahorristas consigan mejores tasas.

Los depósitos en bancos a plazo fijo, con vencimiento pactado a un año o más plazo, se podrán negociar antes de su vencimiento en la Bolsa de Comercio, según resolvió ayer el Gobierno mediante el decreto 1047, que modifica la ley 20.663, de plazos fijos.

La medida procura incrementar la liquidez del mercado, mejorar la calidad del fondeo de los bancos -para que, a su vez, estén en condiciones de ofrecer créditos a mayor plazo- y crear opciones para que los ahorristas se animen a alargar el término de sus colocaciones. Esto les permitirá aspirar a tasas de interés más atractivas sabiendo que, de necesitar recuperar el dinero antes de lo originalmente pensado, "tendrán siempre abierta la puerta de salida", dijo el presidente de la Bolsa, Adelmo Gabbi, durante la conferencia en la que se anunció el nuevo esquema.

El presidente Néstor Kirchner mantuvo ayer un encuentro con el ministro de Economía, Roberto Lavagna; el secretario de Coordinación Técnica, Leonardo Madcur; el directivo de la Caja de Valores y designado director del BCRA, Luis Corsiglia, y Gabbi.

"Esta herramienta va a allanar los obstáculos para el acceso al mercado de las empresas pequeñas y medianas, porque se trata de un sistema bastante simple", expresó Madcur.

Los plazos fijos colocados a 1 año o más plazo superan hoy los $ 4200 millones (menos del 5% del total del sistema). Se trata de imposiciones mayoritariamente elegidas por inversores institucionales porque, aunque la tasa es más alta, el dinero está inmovilizado durante un tiempo que para el ahorrista tradicional es demasiado prolongado.

Alargar las colocaciones

La opción de poder vender los certificados antes del vencimiento apunta a convencer a estos últimos para que estiren el plazo de sus colocaciones y se animen a cubrirse mediante colocaciones con CER, una opción que desdeñaron desde que en marzo pasado el Gobierno decidió que no podían hacerse a menos de 1 año.

Además, el sistema abre la puerta para que el ahorrista pueda llegar a vender su certificado sin quita, ya que "podrá negociarlo por el capital y los intereses corridos al momento de su transferencia", dijeron. El caso más favorable para el vendedor se dará cuando la tasa de interés a la que esté pactado su plazo fijo sea mayor a la vigente en el momento de su venta. "En ese caso, hasta podría venderlo por encima de su valor técnico", se entusiasmó Gabbi.

El decreto dispone que los certificados de plazo fijo serán transmisibles "por endoso puro y simple" siempre que se indique "con precisión al beneficiario". No serán válidos endosos al portador o en blanco.

El depósito cotizará cuando su titular pida venderlo. El banco, entonces, tendrá que registrarlo en la Caja de Valores y después el ahorrista podrá acudir a un agente de Bolsa, que le cobrará una comisión para que lo negocie.

Temas en esta nota