La suba del petróleo beneficia más al Fisco.

Las exportaciones de crudo y derivados crecen 17% y trepan a US$ 7.000 millones...

Por
05deSeptiembrede2005a las08:42

La consolidación de los elevados precios del petróleo tendrá sobre la economía local una serie de impactos y genera grandes dudas sobre la producción y las reservas de crudo de los próximos años. Pero en el corto plazo, la situación beneficiará tanto el Tesoro Nacional como a los provinciales, que tendrán millonarios ingresos adicionales desde ese sector.

Por el aumento que lleva acumulado el valor del barril —pasó de 41 dólares promedio en 2004 a 56 en lo que va de 2005— los ingresos por las exportaciones de crudo y sus derivados crecerán este año un 17% y treparán a casi US$ 7.000 millones.

Según un análisis de la consultora M&S, el incremento de casi U$S 1.000 millones que dejarán los despachos de combustibles al exterior se sustenta exclusivamente en la suba del barril, porque los volúmenes exportados volverán a caer un 14% respecto al año pasado.

En el primer semestre del año, la producción de petróleo experimentó una caída del 3,4% respecto a igual período del 2004 y del 3,3% frente al segundo semestre del año pasado. En tanto, los últimos datos sobre las reservas comprobadas de petróleo marcan que al 31 de diciembre de 2004 totalizaban 393,97 millones de metros cúbicos, un 7,22% menos que en 2003 y un 24,2% menos que el registro de 1999.

Por el lado fiscal, tanto el Gobierno nacional como las provincias con petróleo seguirán de parabienes y embolsando cada vez más recursos. El esquema de retenciones móviles que rige desde agosto de 2004 le aportará este año al Estado una recaudación similar a la que aportan las exportaciones del complejo sojero.

Hasta un precio de 32 dólares el barril se aplica una retención fija del 25%. A partir de ese valor entran a tallar las retenciones móviles, que llegan hasta el 20% cuando la cotización del crudo supera los 45 dólares. Como desde hace un año el valor no baja de esa suma, las retenciones se mantienen en el nivel máximo del 45%.

El año pasado, los gravámenes a las exportaciones petroleras le arrimaron al Tesoro 830 millones de dólares. Para este, la proyección de ingresos que efectuó M&S supera los 1.500 millones y está muy de cerca de equiparar la recaudación por retenciones a las ventas externas del complejo sojero, que llegarían a los 1.800 millones.

En el caso de las provincias, los mayores ingresos provienen de las regalías que pagan las petroleras por la extracción de hidrocarburos. Los diez estados que cobran regalías (Santa Cruz, Chubut, Neuquén, Mendoza, Formosa, Jujuy, La Pampa, Salta, Río Negro y Tierra del Fuego) recibieron en 2002 un total de 634 millones de dólares, que treparon a 718 millones un año después. En el 2004, la recaudación volvió a subir hasta 841 millones y para este año, los números marcan que las provincias embolsarán casi 1.100 millones.

Entre las provincias más beneficiadas se encuentran Neuquén, Chubut, Santa Cruz y Mendoza. Entre la cuatro cobraron el año pasado 733 millones de dólares y este año se llevarán casi 950 millones. En el caso específico de Santa Cruz, la recaudación de casi 180 millones de 2004 trepará un 52% este año y alcanzará, como mínimo, a 230 millones.

En materia de precios, el aumento del petróleo va camino a afectar los valores mayoristas. En lo que va del año, el rubro petrolero aumentó a razón de 1,5% por mes, mientras los derivados registraron variaciones inferiores al índice general. "Para adelante, los derivados amenazan con convertirse en los impulsores de los precios mayoristas y tarde o temprano esas subas se van a trasladar a los precios minoristas", alertó el informe de M&S.

 

Temas en esta nota