Se vendió el mayor banco del Uruguay.

El fondo Advent, con intereses en la Argentina, pagó 167,5 millones de dólares...

Por
07deSeptiembrede2005a las08:13

Montevideo.- El fondo de inversión norteamericano Advent International, propietario en la Argentina del correo OCA y del laboratorio Fada Pharma, firmó ayer el contrato de compra del banco de mayor patrimonio del Uruguay, en una transacción por US$ 167,5 millones. Al frente de un consorcio internacional, Advent (que maneja un fondo de unos US$ 10.000 millones) pasará a operar el Nuevo Banco Comercial (NBC), creado durante la salida de la crisis financiera de 2002 y cuyo capital accionario es 100% propiedad del Estado uruguayo.

El acuerdo, firmado por el ministro de Economía, Danilo Astori, y por Ernest Bachrach, de Advent International, quedó sujeto a la revisión que hará la Superintendencia de Instituciones Financieras del Banco Central sobre el plan de negocios que presentaron los inversores para los próximos cinco años. Ahora se inició un proceso, que durará 120 días como máximo, para que Advent pueda hacerse cargo de la institución financiera.

El presidente del NBC, Julio César Porteiro, dijo a LA NACION que las autoridades uruguayas quedaron "muy conformes con la operación, ya que el comprador tiene una excelente reputación", y que confía en que el banco va a competir fuertemente en la plaza local.

El consorcio comprador está integrado por un 56% en manos de Advent, un 24% del Morgan Stanley Strategic Investments, 10% de la Sociedad Alemana de Inversiones y Desarrollo (DEG) y 10% de la Compañía Financiera de Desarrollo Holandesa (FMO). Este consorcio compró las acciones ordinarias (que equivalen al 60% del capital del banco) por US$ 98,5 millones, más unos 3,5 millones en concepto de dividendos adelantados. Y se queda con la opción de compra de las acciones preferidas (40% del banco) por 68,9 millones, por cancelar en un plazo de cinco años. El Estado uruguayo tendrá sólo un representante en la comisión fiscal.

Desde la quiebra

El NBC fue creado en 2002 gracias a un amplio acuerdo político que contó con el aval de todos los partidos, incluso la entonces oposición de izquierda. Por la crisis financiera de ese año quebraron cuatro bancos privados: el Comercial que manejaban los hermanos Rohm; el Montevideo y el Caja Obrera, del grupo Velox (familia Peirano), y el de Crédito, del grupo Moon. El sindicato bancario, preocupado por la cantidad de puestos de trabajo que se perdían, propuso al gobierno de Jorge Batlle crear un "banco nacional" que tomaría como activos los mejores créditos de los bancos quebrados. Pese a la resistencia de varios técnicos del Banco Central, el gobierno aceptó la idea luego de contar con un amplio respaldo político, lo que se plasmó en una ley.

Usando la marca de uno de los quebrados (el Comercial, nacido en 1875), el NBC comenzó a operar en marzo de 2003: su activo quedó conformado por los créditos "buenos" de las entidades quebradas, y su pasivo, con certificados de depósitos reprogramados, que se les dieron a los ahorristas cuyos fondos fueron retenidos por la crisis.

Al 31 de diciembre del año pasado, los activos del NBC sumaban US$ 958,3 millones, sus pasivos, 789,9 millones, y el patrimonio neto, 168,4 millones.

Astori dijo que la venta es "un excelente acuerdo para el interés nacional" y destacó que el comprador es "un grupo inversor muy sólido".

Temas en esta nota