El Central ya compró más de u$s500 millones en el mes.

Economistas consultados por Infobae.com explican que el ingreso de divisas por las altas tasas de interés de los bonos argentinos presiona en el mercado de cambios...

10deSeptiembrede2005a las08:38

El Banco Central continúa con su política de fuertes intervenciones en el mercado cambiario para sostener el valor del dólar. En lo que va de septiembre, la autoridad monetaria adquirió u$s501,5 millones para que la divisa permanezca cerca de los tres pesos, en momentos en que distintos factores coinciden para que ingrese una mayor cantidad de fondos del exterior y el mercado de cambios presione la cotización hacia abajo.

Carlos Lizer, de Puente Hermanos, señaló a Infobae.com que "la fuerte intervención se produjo el martes y el miércoles” en coincidencia con “una liquidación de exportaciones y el ingreso de capitales para la inversión de renta fija".

En ese aspecto, el Central realizó una compra récord de u$s189 millones en una sola jornada el pasado miércoles, así como protagonizó otra fuerte intervención de u$s100,5 millones el martes. En los mercados internacionales, los bonos de los países emergentes, como los títulos públicos argentinos, son muy codiciados por los inversores, por el alto interés que ofrecen en momentos en que los principales bancos centrales del mundo tienden a una baja de sus tipos.

¿Cuál será el límite de compras? Martín Redrado había considerado prudente un nivel de u$s30 mil millones. Lizer entiende que "es un número ideal de aquí a fin de año", aunque especificó que dicha cifra "depende mucho de lo que se recaude, del dinero con el que cuente el Tesoro".

El consultor de Puente Hermanos cree que puede darse también que "estacionalmente bajen los precios" de los productos que la Argentina exporta, hecho que justificaría un sólido resguardo de fondos para la época de "vacas flacas".

Lo cierto, es que el Gobierno avala la política activa del Central con el objetivo de seguir reforzando las reservas, que podrían alcanzar los u$s26 mil millones este mes, y se acercarían a los u$s30 mil millones a comienzos de 2006.

En otro aspecto, la entidad que dirige Redrado dispuso una suba en la tasa de interés de los títulos a un año a 9 por ciento anual, y hasta 11,5 por ciento en los papeles a dos años, para absorber liquidez de pesos y que estos reingresen al circuito financiero.

En tanto, el ministro Lavagna anunció ayer la emisión de Boden 2015, un título a diez años para tomar u$s1.000 millones y contar así con mayores recursos para afrontar los vencimientos de deuda por más de u$s3.800 millones previstos en lo que resta de 2005, sin afectar las reservas.

Al respecto, Lizer afirma que "la rentabilidad es superior a la que se ofrece en los mercados centrales" y al tiempo que subrayó el papel que representó en la jornada de hoy la circular del Central a través de la que se establece que las operaciones realizadas mediante prefinanciación de exportaciones deben contar con un contrato u orden de compra en firme.

La comunicación "A" 4415 emitida por la autoridad monetaria fija además un plazo de entre 60 y 365 días para concretar los embarques de los productos. Lizer añadió que este viernes "algunos bancos estuvieron comprando" divisas ante este escenario.

Ingreso de capitales y reservas

Por su parte, el economista Claudio Zuchovicki coincide en que "hay dos temas que influyeron en el ingreso de capitales: uno es el precio de las materias primas que la Argentina vende al exterior -mientras más se exporta, más tiene que comprar el Central, aclara- y la suba de los títulos públicos".

En diálogo con Infobae.com, Zuchovicki señala que la baja del dólar hace "volátil la intervención del Central" y resalta una "comparación interesante" en el hecho que “el resultado de la balanza comercial argentina es igual a lo que compró el Banco Central”, debido, justamente, al intenso flujo d

Temas en esta nota