Afirman que el retiro de Suez afectará la inversión

Empresarios franceses con inversiones aquí creen que le hará "mucho daño" al país.

15deSeptiembrede2005a las08:18

Empresarios franceses con inversiones aquí creen que le hará "mucho daño" al país

Jean-Edouard de Rochebouët impregna con sobriedad francesa todas sus palabras. Radicado aquí desde hace dos décadas, sabe cuándo callar y cuándo es necesario enviar un mensaje. Ayer, durante un almuerzo en el hotel Hilton, el empresario vitivinícola, presidente de la Cámara de Comercio e Industria Franco-Argentina, eligió el segundo de los caminos y expresó lo que piensa la mayoría de sus compatriotas ejecutivos: que el grupo Suez, controlante de Aguas Argentinas, haya decidido abandonar el país es, además de una mala noticia, un mal precedente para las futuras inversiones.

Fue la sensación que se respiró ayer durante un encuentro organizado por la cámara, que tuvo como invitado y expositor al fabricante de válvulas José Luis Basso. El industrial argentino contó en público su experiencia de los últimos años y los franceses se dedicaron a escuchar. Algunos, sin embargo, transmitieron en privado, sin demasiadas estridencias, la preocupación por Suez, grupo que expresó el viernes pasado su voluntad de dejar la Argentina tras dos años de infecundas tratativas con el Gobierno por la renegociación del contrato, para el que pretendía aumentos de tarifas, entre otros ítem.

"Pregunte lo que quiera, yo no tengo inconvenientes en expresar lo que pienso -dijo a LA NACION Rochebouët, y buscó así diferenciarse del silencio de muchos de sus pares-. Yo creo que el retiro de Suez es una lástima tanto para la Argentina como para Francia y la propia empresa. Creo que no va a afectar las inversiones de las compañías que ya están, pero sí las que no están y que podrían venir. Los argentinos se equivocaron en una cosa: los que tuvieron paciencia fueron los franceses, que están negociando desde hace dos años. ¡Dos años...!"

No es eso lo que piensa, al respecto, el ministro de Economía, Roberto Lavagna. Consultado anteayer por LA NACION, Lavagna había contestado, muy molesto, que la decisión de Suez no influía en el contexto de negocios: "No afecta en ninguna medida", había dicho, cortante.

"Mucho daño"

Rochebouët, dueño de la bodega Extreme Cave, dio un paso más en conversación con la agencia francesa AFP y agregó que la cuestión le haría "mucho daño a la Argentina, que va a sufrir mucho más de lo que lo hará Suez. Es una señal extremadamente negativa cuando el Gobierno sabe que necesita nuevas inversiones". En efecto, Lavagna había convocado anteayer a una numerosa cantidad de empresarios argentinos para comprometerlos a instar a los inversores extranjeros a venir y concretar desembolsos.

Los franceses no lo dirán nunca de manera manifiesta, pero están completamente convencidos de que al menos esta vez el Gobierno ha fallado en los tiempos. A las apuradas, antes de abandonar el Hilton, el presidente de un poderoso holding prefirió el anonimato para opinar. "Por favor, no le tengo mucha confianza al off the record", comenzó, pero luego se soltó: "El Gobierno se equivocó al introducir el tema político en la renegociación. Lo tendría que haber resuelto antes del período electoral. ¿Qué le importa a una empresa francesa la política?".

Se le preguntó si tal vez todo se habría superado si no hubiera sido por las elecciones, y fue enfático. "No tenga ninguna duda. El Gobierno podría haber conseguido mejores cosas si negociaba antes." Y explicó lo que, a su juicio, había ocurrido esta vez entre las partes en conflicto: "Una empresa tenía una determinada ecuación económica y el contexto cambió. Por eso fue a negociar con el Gobierno. Pero el Gobierno introdujo la cuestión política, y eso a una compañía que se preocupa por dar un servicio no le interesa".

Desde la Casa Rosada intentan, de todos modos, apaciguar las inquiet

Temas en esta nota