El Gobierno sumó más promesas de inversiones productivas

Al mismo tiempo que se sumaban repercusiones sobre el duro discurso de Kirchner contra el FMI, se sucedían las citas con sus pares ruso, venezolano y español.

Por
16deSeptiembrede2005a las08:14

Nueva York, Enviada Especial - En todas ellas hubo promesas de inversión directa. “Buscamos lo que se llaman inversiones bajo tierra, nada de capitales especulativos”, resumió el canciller Rafael Bielsa. La mayoría estaría destinada al sector energético.

El día comenzó temprano para la comitiva argentina que debió esperar más de una hora el encuentro con Vladimir Putin, quien estaba demorado en el edificio de la ONU donde hizo su presentación.

Después de haber extendido el desayuno, Kirchner partió junto con su esposa, el ministro De Vido y el canciller al Hotel Waldorf Astoria donde se aloja el mandatario ruso. La reunión fue en el salón New Amsterdam, en el piso 18, fuertemente custodiado por el servicio secreto norteamericano y la seguridad rusa.

Allí se analizaron los números de la economía rusa como para entender el interesante margen que le queda a ese país a la hora de invertir fuera de sus fronteras. Las reservas representan u$s150.000 millones y se suma un fondo anticíclico por más de u$s75.000 millones. La explicación fue que para no afectar la macroeconomía de Rusia “hemos decidido invertir fuera”. Es en este contexto donde entra la Argentina como potencial receptor de parte de ese dinero.

Concretamente, los rusos estarían interesados en dar impulso al turismo, “ya que el tango parece ser un éxito en ese lejano “, según graficó un integrante de la comitiva; más energía hidroeléctrica y aeronavegación espacial. Para consolidar todos los proyectos, Kirchner invitó a Putin a que visite la Argentina, pero la respuesta fue: “¿Por qué no vienen ustedes?”. Y fue así como los cancilleres comenzaron a organizar un viaje para marzo del año próximo.

En la reunión también se recordó que la balanza comercial con Rusia genera un superávit de u$s500 millones en favor de la Argentina.

Enarsa sería el enlace tanto con Rusia como con Venezuela en materia energética.

Una hora después de la reunión con Putin, el Presidente tenía su cita con Chávez, en la sede de la ONU en Venezuela, edificio al que el santacruceño y su mujer llegaron caminando porque la caravana de vehículos que transportó al venezolano era tal que ocupó toda la calle sin que pudieran ingresar los autos designados a la comitiva argentina. Pero como Chávez se demoró con la prensa en la calle, ambos se saludaron en la vereda e ingresaron juntos en el edificio.

Como era de esperarse, con Chávez la reunión se extendió más de lo previsto. Pero los resultados fueron mucho más concretos que con Putin. El ministro De Vido confirmó que viajará la semana próxima para firmar un acuerdo entre Enarsa y PDVSA para ingresar en el negocio del destilado, distribución y venta de combustibles en la Argentina. “Comenzaremos con 150 puestos de venta en Capital y sur de Córdoba y Santa Fe”, dijo De Vido, quien comentó a Infobae que “está dentro del proyecto que esas estaciones se sumen a las 500 prometidas”. “Son cuestiones que no se implementan de un día para otro”, aclaró. También se habló de exploración y explotación off shore en Santa Cruz, para lo que se realizará antes un concurso. “Aún estamos estudiando los pliegos, no hay fechas”, aseguró De Vido.

Valeria Cavallo

Temas en esta nota