Suben los bonos y el riesgo país cayó al mínimo en una década.

Es por las bajas tasas internacionales. Facilitaría la colocación del Boden 2015...

Por
17deSeptiembrede2005a las07:09

Se achicó la distancia entre la tasa que rinden los bonos estadounidenses y la de los bonos argentinos. La combinación de ambos datos arrojó una noticia positiva para la Argentina: el riesgo país registró ayer el nivel más bajo en más de diez años, según el índice EMBI que elabora el JP Morgan.

Así, a poco más de tres meses de la salida del default, el riesgo argentino llegó a los 387 puntos básicos. La baja no alcanzó para que la Argentina exhiba un riesgo mejor que el de Brasil: ayer, el riesgo de este país cedió a 362 puntos.

El mínimo histórico data de 1994. Según recordó ayer un ex funcionario de esa época el riesgo (se medía los bonos Brady de la deuda reestructurada y un bono global emitido en 1993) estuvo en los 250 puntos básicos.

Por cierto, el riesgo argentino volverá a subir a fin de año cuando se separe de los bonos el cupón atado al PBI. Los expertos calculan que la suba automática sería de 100 puntos básicos.

El "riesgo país" se mide como el rendimiento adicional que ofrece el bono de un determinado Estado (en este caso el argentino) por sobre un bono similar de los Estados Unidos. Lo que ocurrió ayer, entonces, es que subió el piso (la tasa de EE.UU.) y bajó el techo (la tasa argentina).

"Usualmente, si bajan los bonos estadounidenses, también caen los bonos de países emergentes. Pero es tan fuerte el ingreso de divisas y el atractivo de los bonos argentinos, tanto los emitidos en pesos como en dólares, que lo de ayer fue la excepción a la regla", explicó Julio Bruni, analista de bonos de la financiera Arpenta.

Bruni explicó, por caso, que el bono Par en dólares emitido bajo ley de Nueva York subió ayer 2,6%. Este papel, junto al Discount en dólares son los dos que toma en cuenta el JP Morgan para elaborar el índice EMBI que mide el riesgo argentino.

En verdad los operadores están más interesados por los bonos en pesos que ajustan por CER. Los emitidos a partir del canje son los par y discount, que están subiendo en forma persistente desde hace dos semanas. El atractivo por estos bonos explica las compras de dólares por parte del Banco Central, que ayer embolsó 62,7 millones.

El repunte de los bonos argentinos podría tener dos motivos:


La tasa de inflación volvería a dar un respingo en setiembre y eso aumentaría el atractivo de los bonos en pesos, porque su capital se ajusta a la par del CER.


La fuerte expansión del PBI también es un factor a tener en cuenta. Ocurre que todos los bonos del canje tiene un cupón que está atado a la evolución del PBI. Como esta variable está creciendo por encima de las expectativas, ese cupón también se valoriza. El mercado hoy lo cotiza en torno a los 5 dólares.

El singular panorama que muestran hoy los mercados financieros —abundante liquidez y por lo tanto tasas en niveles muy bajos— debería facilitarle al Gobierno la tarea de colocar, el próximo martes, el Boden 2015 en dólares, por el que espera captar 1.000 millones de dólares.

Por lo que trascendió, en Economía no estarían dispuestos a aceptar pagar más del 8%. El mercado reclamaría 8,5%.

Habrá que ver cómo juega la tasa de referencia en los Estados Unidos —la de los bonos del Tesoro a 10 años— que ayer saltó hasta el 4,27% anual, cuando estaba cerca del 4% dos semanas atrás. Dicen que hasta que llegue a 4,5%, los capitales seguirán buscando riesgo emergente.

Gustavo Bazzan.

 

Temas en esta nota