Una resolución de la Sagpya perjudica a Entre Ríos.

Se verá resentida la demanda de terneros livianos, especialmente la de hembras...

19deSeptiembrede2005a las09:08

Se verá resentida la demanda de terneros livianos, especialmente la de hembras. El ternero “bolita” será la primera víctima del alto impacto que producirá la medida. Los productores, además, aún temen que el Gobierno decida aumentar las retenciones.

Entre Ríos ha duplicado en pocos años el área dedicada a la agricultura. Pasó, al mismo tiempo, de ser una provincia que “exportaba” hacienda de invernada —que engordaba finalmente en campos de La Pampa, Buenos Aires, Santa Fe o Córdoba— a abastecer buena parte de la demanda de ternero “bolita” del mercado interno nacional.

Todo ello manteniendo un stock ganadero de alta reproductividad final —alrededor del 60 % contra una media nacional del 50 %— que cuenta con cuatro millones y medio de cabezas.

Y será justamente uno de los pilares de esta hazaña —el destete precoz, aliado a esta especialización en el ternero bolita— la primera víctima del alto impacto que producirá la presente resolución sobre la producción de carnes en general.

Se trata de la resolución 645 de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación (Sagpya), que prohibirá la faena de animales de menos de 300 kilos en todo el país.

Rodolfo ”Fito” Garat, productor ganadero de la zona de Federal, es un reconocido cabañero que ha sabido adaptar la raza Aberdeen Angus a la región, que maneja un establecimiento modelo desde comienzos de los ochenta. ”Lo único que aquí está asegurado es que la producción será menor, los proyectos de inversión que había para aumentar el volumen de los productos se han detenido o han sido desviados hacia otros sectores, el mensaje global para el inversor no puede ser peor. Por tanto la escasez está asegurada a largo plazo”, señaló

“El destete precoz permite liberar antes a los vientres de sus crías quedando éstas en condiciones de volver a gestar, lo cual aumenta notoriamente los índices de preñez, y se originó en un paquete tecnológico promocionado e investigado, con recursos de todos, por el INTA Concepción del Uruguay”, recordó

Ahora, como consecuencia directa de esta medida, se verá resentida la demanda de terneros livianos, especialmente la de hembras que, dotadas por la naturaleza para acumular grasa para la función de amamantamiento, presentarían a los 300 kilos una sobreacumulación de grasa que sería castigada en los precios.

“El mercado ‘delicatessen’ —aclara— creció a la par de la vuelta de la fiebre aftosa con su consecuente pérdida de mercados, por negligencia estatal, durante 2001. Se trata del mencionado ‘ternero bolita’ que se consume mayoritariamente en Buenos Aires, y que ya no podrá ser faenado a partir del 1 de noviembre próximo por tener menos del peso necesario”.

Luego, el boom de la soja hizo el resto, eliminando los campos de invernada de las demás provincias de la Pampa Húmeda de los que desapareció por completo la ganadería. Esto obligó a los productores de Entre Ríos a cerrar el ciclo ganadero por completo.
Hoy la provincia cría, engorda y manda a faena alrededor de un millón de cabezas de ganado por año.

“Entre Ríos es una provincia solidaria, que contribuye con su superávit productivo a paliar graves situaciones sociales del resto del país”, afirmó.

Y esto en todos los órdenes: tanto la energía eléctrica, como las retenciones aplicadas a la producción agrícola provincial, o el aporte al mercado nacional con la producción de sus carnes, fluyen desde nuestra provincia que consume mucho menos de lo que produce y no registra, a pesar de ello, los mejores indicadores sociales.

El impacto inicial inmediato de la medida será una sobreoferta de hacienda que ya no estará en condiciones de ser faenada después del 31 de octubre, alterando así el ciclo

Temas en esta nota