Otra suba de la tasa en los EE.UU.

Incide en la emisión argentina de bonos...

Por
21deSeptiembrede2005a las08:10

Camino de su anunciado retiro, Alan Greenspan hizo su trabajo y obligó al Gobierno a revisar en lo inmediato sus planes de financiamiento hasta optar –razonablemente– por la mesura.

El Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal de los Estados Unidos (la Fed, según sus siglas en inglés, el banco central de ese país y punto de referencia de las corrientes de capitales) elevó ayer la tasa de referencia para el corto plazo por undécima vez desde junio de 2004 al situarla en un 3,75% anual. La suba, pese a ser previsible, tiene impacto en los mercados emergentes, aunque hay coincidencia en que será moderado y hasta sería transitorio.

Una prueba se tuvo ayer. El alza de la tasa dispuesta por la Fed detuvo la racha bajista que mostraba el riesgo emergente y que lo había llevado a niveles inéditos (la media general subió de 259 a 262 puntos básicos) y, en particular, elevó en siete puntos el argentino, que pasó de 386 a 393 puntos, según JP Morgan.

Lo inoportuno es que el reajuste llegó 24 horas antes de que el Ministerio de Economía concretara la sexta colocación voluntaria de un título en el mercado después de haber superado el default, en un intento de fortalecer más su hasta aquí sólida posición financiera. La idea inicial de colocar hasta US$ 1000 millones en Boden 2015 (un bono en dólares que pagará un 7% y devolverá el capital al vencimiento) con la que se venía manejando el secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen, cambió ahora por un objetivo más módico de ir por un máximo de 800 millones y un mínimo de 300, para bajar el riesgo de encontrarse con pedidos de rendimientos poco dignos para la política de desendeudamiento que tanto promociona el Gobierno.

Ya hubo antecedentes. El 3 de agosto, Economía salió a buscar US$ 500 millones con Boden 2012, pero sólo aceptó ofertas por 349 millones. Para evitar el impacto del escenario internacional, Brasil apresuró anteayer la primera emisión de un bono en reales a 11 años, por el que pagó una tasa del 12,75%. Para la licitación argentina de hoy se especula con una tasa de descuento que, según los casos, va del 9,50 al 8,2%. Todo depende de lo que se podría llamar el "factor Venezuela" –país que anunció compras de títulos– y del grado de participación de los inversores institucionales locales.

Temas en esta nota