Argentina necesita aumentar la tasa de inversión - Santiago Gastaldi y Flavio Buchieri (*)

Según la Secretaría de Industria del Ministerio de Economía, la inversión desempeña un aspecto crítico en la recuperación económica: más del 50% del crecimiento del PBI en el período 2003/2004 se debe al aumento de la inversión.

22deSeptiembrede2005a las17:05

Según la Secretaría de Industria del Ministerio de Economía, la inversión desempeña un aspecto crítico en la recuperación económica: más del 50% del crecimiento del PBI en el período 2003/2004 se debe al aumento de la inversión. Desde el bajísimo 12% del PBI de 2002, la inversión creció un 86% entre 2002 y 2004. En el último trimestre del 2004 habría subido al 21,1%, el nivel más alto en más de diez años, esto es lo que se dice. En los primeros siete meses del año la importación de maquinaria creció un 38%.

Por otro lado, un reciente informe del Centro de Estudios para la Producción señala que la inversión argentina en relación con el PBI recuperó en el año 2004 los niveles de los principales países latinoamericanos: 19,2% frente al 19,6% de Brasil, el 20,2% de México y el 20,6% de Chile.

Como se ve, los datos son muy positivos para la inversión. ¿A qué viene, entonces, la aseveración de que se necesita aumentar la tasa de inversión?. En la nota señalamos los aspectos controvertidos del proceso de inversión reciente, mostrando lo que impide concretar la ansiada tasa del 25% del PBI para sostener el crecimiento económico de largo plazo.

¿Tenemos falta de Inversión?

La inversión se ha venido recuperando en los últimos 2 años, como ha sido expresado, pero hasta el gobierno piensa que habría que llegar a tasas del 23-25% para sustentar el crecimiento en el largo plazo, con mejora continua en la productividad media del trabajo, mejor distribución del ingreso y creación de empleo. Pero su visión sobre la falta de inversión, para alcanzar esos 23-25% del PBI, es bastante especial.

El Ministro de Economía la expresó ante el nuevo Consejo Empresario Asesor (CEA), y según su entender es porque no se hace buena difusión de los instrumentos que se han dispuesto para alentarla: la amortización acelerada del impuesto a las ganancias, la devolución anticipada del IVA, la devolución del IVA técnico para la agroindustria, el reintegro de la deuda del Plan Canje a las automotrices, los subsidios en los créditos para pymes, la reconversión de préstamos de ajuste de los organismos multilaterales en financiamiento de la inversión y los nuevos regímenes para inversión en infraestructura de iniciativa privada y de asociación público-privada. La solución vendrá entonces con la difusión de esos alicientes que ya existen vía la Agencia para el Desarrollo de Inversiones, que con su nuevo Consejo Empresario Asesor promoverá la llegada de inversiones locales e internacionales en el país.

Sin embargo, la visión de los empresarios sobre la falta de inversión es bien distinta. En esa reunión, aún considerando que es una medida positiva la convocatoria hecha a ellos para facilitar la atracción de inversiones, los empresarios entienden que la falta de inversión va por otros andariveles. Para mejorar la inversión, en el caso de las pymes, lo que se necesita es mejor financiamiento, impulsado, ya sea el Estado o una gran empresa dentro de su cadena de valor, erradicar la inseguridad jurídica y asegurar el abastecimiento energético, estos últimos aspectos mencionados sobre todo por las grandes empresas.

La seguridad jurídica es un elemento muy importante, sobre todo cuando aumenta el tamaño del emprendimiento. Para Lavagna, la seguridad jurídica es alta ya que hay un adecuado funcionamiento del sistema político y social y la macroeconomía funciona en forma consistente.

¿Cuál es el punto de vista del Banco Mundial?

El problema de la falta de inversiones de Argentina es de reglas de juego. Esto es lo que se desprende de un est

Temas en esta nota