Fuerte capitalización de bancos extranjeros.

Los bancos extranjeros del sistema financiero argentino recibirán este año 1000 millones de dólares de capitalización por parte de sus casas matrices...

Por
26deSeptiembrede2005a las07:53

Washington (De un enviado especial).- Los bancos extranjeros del sistema financiero argentino recibirán este año 1000 millones de dólares de capitalización por parte de sus casas matrices, según informó el presidente del Banco Central, Martín Redrado.

En sus encuentros con funcionarios de otros gobiernos y con ejecutivos del sistema financiero, Redrado destacó que desde enero ya han ingresado US$ 700 millones y que antes de fin de año habrá otros US$ 300 millones, por parte del Santander (Banco Río), BBVA (Francés), HSBC, Citibank y BankBoston, según pudo saber LA NACION.

Las dos terceras partes de esta inyección corresponden a los bancos españoles, expresó Redrado, que hoy por la noche regresará a Buenos Aires luego de participar del encuentro del Grupo de los 30 con importantes economistas y de reunirse con Anne Krueger. La agitada agenda del jefe del BCRA en Washington incluyó cenas con los tres aspirantes a suceder al veterano presidente de la Reserva Federal (Fed), Alan Greenspan, desde enero próximo. La primera fue con Ben Bernanke, presidente del consejo de asesores económicos de Bush, durante la cena organizada por Merrill Lynch, en la que ambos disertaron. Y la segunda fue anteayer, en una comida organizada por el director general del Banco Internacional de Pagos, Andrew Crockett, junto con los otros dos candidatos para la Fed, Martín Feldstein y Donald Kahn, además de los presidentes de los bancos centrales de China, Alemania y España, entre otros. En esta importante reunión se habló sobre el aumento de la inflación global, los elevados precios del petróleo, la resistencia china a ampliar su banda cambiaria y las dificultades europeas para consolidar su crecimiento económico.

Además, los asistentes concluyeron que no se observa en el horizonte cercano una crisis bancaria, aunque no se descarta que, debido a la abundante liquidez que se está dirigiendo a los mercados emergentes, pueda repetirse un desajuste financiero como el que ocurrió en 1998 por la quiebra del fondo de cobertura Long Term Capital Management (LTCM), que obligó a un salvataje multimillonario por parte de la Reserva Federal y el Tesoro de Estados Unidos.

Por fuera de estos encuentros, Redrado disertó en los seminarios de Merrill Lynch, Credit Suisse First Boston, JP Morgan y el Citibank, entre otros. En estos debates, el funcionario argentino destacó el fuerte crecimiento del crédito y el avance sustantivo logrado en el proceso de compensación a los bancos, uno de los reclamos fundamentales del Fondo Monetario al Gobierno.

Al respecto, Redrado aclaró que el 80% de los bonos estaba entregado, un 11% se hallaba en vías de otorgarse y el 9% restante aún estaba en debate, por diversos discusiones con las entidades del sistema local.

El funcionario también subrayó la medida adoptada la semana pasada para aumentar la flexibilización del mercado de préstamos, al permitirles a los bancos dejar una parte de sus fondos afuera en una cuenta especial.

Más allá de las explicaciones que tuvo que dar sobre las medidas aplicadas para controlar la inflación, a través de las colocaciones de letras de absorción y la suba de 300 puntos básicos en la tasa de interés, Redrado recibió una batería de preguntas sobre el programa financiero y la última colocación de la Tesorería, que se declaró desierta, en una clara demostración del interés que tienen los inversores por seguir colocando su dinero en bonos argentinos, sobre todo en pesos.

Temas en esta nota