Granos: se prevén bajas limitadas.

Hasta el momento, se recolectó 8% de la soja norteamericana.

Por
26deSeptiembrede2005a las08:32

Hasta el momento, se recolectó 8% de la soja norteamericana. En general, los primeros lotes muestran rendimientos algo mejores que los esperados por los privados, aunque cabe tener en cuenta que los consignados por el USDA en su último informe lucen bastante optimistas.

La oferta estacional de esta campaña norteamericana comenzará a hacerse sentir pronto, lo que aleja la posibilidad cierta de importantes «rallies» en el corto plazo, aunque con los deprimidos precios actuales, las bajas serán seguramente limitadas. También existe la posibilidad de que el huracán Rita se extienda hacia el medio oeste, provocando algunas demoras en la recolección, lo que podría sostener relativamente al mercado, aunque ésta sería una firmeza de corta vida.

El año pasado, el USDA subestimó los rendimientos de maíz en su informe de setiembre, al ajustarlos marcadamente en los sucesivos informes de octubre y noviembre, situación que difícilmente se repita en este ciclo, al menos con la misma fuerza. El ajuste fino del tamaño de esta campaña se confirmará seguramente con el desarrollo de las tareas de recolección.

En este sentido, el USDA informaba el lunes que hasta el momento se recolectó 11% del maíz y 8% de la soja norteamericana. En general, los primeros lotes muestran rendimientos algo mejores que los esperados por los privados, aunque cabe tener en cuenta que los rendimientos consignados por el USDA en su último informe lucen bastante optimistas. Existe consenso en que los resultados de la parte norte del cinturón maicero norteamericano serán óptimos, gracias al buen clima reinante en la etapa de polinización, en tanto que los del Estado de Illinois resultarían pobres en general, por la ausencia de precipitaciones en el mes de julio. Al este y al oeste del Estado de Illinois se aguardan resultados dentro o algo por encima del promedio general. La constante de este ciclo será la variabilidad de rendimientos en diferentes zonas, debido a las condiciones climáticas imperantes en esta campaña.

• Aceites

Aún con una baja generalizada en los precios del complejo sojero, el aceite ha demostrado tener un comportamiento relativamente más sólido que la harina. La generalidad del mercado aguarda un ligero mejoramiento en el tamaño final de la campaña norteamericana en los próximos informes. Al ser la soja una oleaginosa con mayor contenido de harina que de aceite, la expectativa de mayor producción de porotos debilita relativamente más al mercado de pellets que al de aceite. También hay una expectativa favorable en relación con los próximos usos no tradicionales de los aceites vegetales, como la elaboración de biodiésel, como consecuencia directa de los elevados precios del crudo. Una categoría de uso novedosa e importante como ésta no existe hoy para las harinas proteicas vegetales. Si el uso doméstico del aceite de soja se expande en los EE.UU., los precios deberán ganar aún más terreno para justificar una molienda más amplia.

El factor externo que más podría gravitar favorablemente en los precios de los aceites sería la contingencia de algún problema climático en nuestro país, al ser el nuestro el principal exportador de aceite de soja y girasol del mundo. Las recientes catástrofes climáticas en los EE.UU. generan incertidumbre en el mercado de granos, por el modo en que una crisis de esta naturaleza pueda afectar instalaciones portuarias. Es notable lo rápido que se fueron resolviendo estos problemas luego del huracán Katrina, pero lo cierto es que cada evento de estos trae aparejado distintos inconvenientes. Otro factor para tener en cuenta es que estos fenómenos hacen disparar los precios del crudo, y esto también tiene efectos sobre los sustitutos de este producto, como el etanol y el biodiésel.

¡Enterate de todas las novedades!

Temas en esta nota