Brasil aumenta su superávit y supera las previsiones.

El vecino país sumó más de u$s34 mil millones en los primeros ocho meses del año, un 6,26% por encima de 2004...

Por
26deSeptiembrede2005a las15:38

(EFE) Brasil acumuló en los primeros ocho meses del año un superávit fiscal primario de 78.931 millones de reales (unos 34.318 millones de dólares), un ahorro superior al previsto por el propio Gobierno, informaron hoy fuentes oficiales.

Ese superávit primario (diferencia entre los ingresos y los gastos del Estado sin incluir el pago de intereses por deuda), se logró pese a que el país ya no le rinde cuentas al FMI.

El superávit entre enero y agosto fue equivalente al 6,26 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) del país en ese período, según un informe divulgado por el Banco Central.

Tal esfuerzo superó el superávit acumulado en los primeros ocho meses del año pasado (5,61 por ciento del PIB), cuando el Fondo Monetario Internacional (FMI) aún supervisaba las cuentas públicas brasileñas.

El superávit en ocho meses, además, supera la meta del 4,25 por ciento que el Gobierno se impuso para todo el año.

El gobierno del socialista Luiz Inácio Lula da Silva se comprometió a mantener una política de austeridad fiscal pese a no haber renovado el acuerdo con el FMI, que venció el 31 de marzo pasado.

Dicho acuerdo, suscrito en 2002, obligaba al Gobierno a aplicar un duro ajuste fiscal a cambio de créditos hasta por 32.000 millones de dólares.

Pese al esfuerzo del Gobierno en reducir los gastos, el superávit primario no fue suficiente para pagar los intereses correspondientes a la deuda exterior.

Ello debido a que el Gobierno destinó al pago de intereses en los primeros ocho meses del año 105.688 millones de reales (unos 45.951 millones de dólares), un valor un 26,1 por ciento superior al del mismo período del año pasado.

En consecuencia, las cuentas públicas brasileñas tuvieron en los primeros ocho meses del año un déficit nominal (ya incluido lo destinado a intereses) de 26.757 millones de reales (unos 11.633 millones de dólares), equivalente al 2,12 por ciento del PIB.

Según las cifras del Banco Central, el gobierno central brasileño fue responsable del 64 por ciento del superávit acumulado en los primeros ocho meses del año, en tanto que los gobiernos locales y regionales contribuyeron con el 22 por ciento y las empresas estatales con el restante 14 por ciento.

El organismo emisor informó igualmente de que la deuda líquida del sector público en agosto era de 973.700 millones de reales (unos 423.348 millones de dólares), equivalente al 51,7 por ciento del PIB.

Ese porcentaje es levemente superior al de julio (51,5 por ciento del PIB) pero igual al de diciembre del año pasado (51,7 por ciento).

Temas en esta nota