El Gobierno quiere refinanciar el 60% de la deuda con el FMI

De conseguirlo, postergarían pagos por unos US$ 6100 millones en los próximos tres años

27deSeptiembrede2005a las08:15

La Argentina y el Fondo Monetario Internacional (FMI) se encaminan a negociar antes de fin de año un acuerdo para refinanciar cerca del 60 por ciento de los vencimientos de capital que el país debe pagarle al organismo de crédito en los próximos tres años, porcentaje equivalente a unos 6100 millones de dólares. La idea es que el nuevo acuerdo contenga menos precondiciones que el programa anterior.

Los funcionarios argentinos que participaron de la asamblea anual del Fondo creen que poco a poco se van creando intereses "convergentes" para firmar un nuevo programa, pese a los crecientes ataques políticos surgidos de ambos lados.

Precisamente ayer, durante un acto en la ciudad de Corrientes, el presidente Néstor Kirchner volvió a cargar contra el Fondo, al afirmar que las autoridades del organismo "se tendrán que dar cuenta de que con la Argentina no se puede jugar". Y recordó que la economía del país "está creciendo entre el 8 y el 9 por ciento", y en el mismo sentido se mueven "la recaudación, las reservas y el superávit fiscal primario".

Un estrecho colaborador del ministro Roberto Lavagna opinó al respecto: "No es bueno para nadie que la cuestión del Fondo quede en el medio de la campaña".

Comodidad

En el último año, el Fondo se sentía cómodo cobrando sin auditar a la Argentina, mientras que el Gobierno quería evitar cualquier exigencia o presencia en Buenos Aires de los técnicos que trabajan en Washington. Pero con las duras exigencias financieras de 2006, 2007 y 2008 que deberá enfrentar el país, el equipo económico reconoce que "no se pueden seguir pagando todos los vencimientos de capital", por lo que necesita una refinanciación parcial.

Si bien el porcentaje aún no ha sido discutido, se cree que podría estar cerca del 60 por ciento del total, tal como ocurrió en los últimos programas firmados con el Fondo por Uruguay y Brasil.

La Argentina tiene con el FMI vencimientos obligatorios por 1989 millones de dólares en 2006, por 4525 millones en 2007 y 3650 millones en 2008, como parte de un total de 18.400 millones de dólares que hay que pagar a los organismos multilaterales en los próximos dos años.

Así, el Gobierno estaría un poco más aliviado mientras mantiene su estrategia de "desendeudamiento" con el Fondo con mayor lentitud. Además, con un roll over (refinanciación) parcial, se cree, las precondiciones deberían ser menos que las que figuraban en el programa firmado en la asamblea del FMI en Dubai, en septiembre de 2003.

¿Y las versiones de una quita que circulan por algunos despachos de la Casa de Gobierno? Para la conducción del Ministerio de Economía se trata, ni más ni menos, de "una pavada", pese a que también Joseph Stiglitz, el premio Nobel de Economía que en algún momento asesoró al presidente Kirchner, lo sugirió en Buenos Aires.

Del lado del Fondo, afirman en Economía, también hay interés en avanzar en la firma de otro convenio, sobre todo del director gerente, el español Rodrigo de Rato, "que demostró muy buena voluntad" Por su parte, la subdirectora del organismo, la norteamericana Anne Krueger, se habría expresado en el mismo sentido ante un funcionario argentino. "Estamos dispuestos a negociar", habrían sido sus palabras.

"Ya no se pueden quedar fuera del proceso de crecimiento argentino", advirtió un funcionario argentino, pese a que muchos analistas creen que el FMI no tiene ningún interés en involucrarse en discusiones con la Argentina, ya que prefiere seguir reduciendo su exposición neta como ha ocurrido desde 2002.

Frente a Rato, Lavagna quiso demostrar el fin de semana pasado en esta capital que hay avances en una de las cuestiones más espinosas para la negociación: el aumento de las tarifas de los servicios públicos privatizados.

El ministro

Temas en esta nota

    Load More