Se podrán negociar plazos fijos en la Bolsa

Los plazos fijos a más de un año podrán negociarse antes de su vencimiento en la Bolsa de Comercio

03deOctubrede2005a las08:41

Los plazos fijos a más de un año podrán negociarse antes de su vencimiento en la Bolsa de Comercio, luego que el presidente Néstor Kirchner autorizara ayer ese tipo de operaciones, con el objetivo de incrementar la liquidez del mercado y favorecer el fondeo a largo plazo de los bancos. La autorización para la negociación bursátil de los plazos fijos llegó a través del decreto 1.047, que firmó ayer Kirchner durante un encuentro que mantuvo con el ministro de Economía, Roberto Lavagna; el secretario de Coordinación Técnica, Leonardo Madcur, el titular de la Bolsa de Comercio, Adelmo Gabbi, y el directivo de la Caja de Valores, Luis Corsiglia.

«Esta es una nueva herramienta financiera para las empresas y para permitir a través de esta negociación bursátil darle el máximo marco de transparencia de acuerdo a los distintos regímenes que tenemos», sostuvo Madcur, en una conferencia de prensa que ofreció junto a Gabbi en Casa de Gobierno tras la reunión.

Para el funcionario, se trata de «una medida de gran importancia que va a permitir o allanar los obstáculos para el acceso al mercado, sobre todo de empresas pequeñas y medianas, y que en su naturaleza es bastante simple», porque «permitirá que las imposiciones a plazo fijo de más de 365 días puedan ser negociadas en bolsas y mercados autorregulados».

Tras precisar que las colocaciones a más de un año superan actualmente los 4 millones de pesos (aunque sólo significan el 5 por ciento de los depósitos), Madcur aseguró que la operatoria se dará bajo «un máximo marco de transparencia», y que la cotización comenzará luego de que el inversor -a través del banco emisor- deposite el plazo fijo ante la Caja de Valores.

El texto del decreto firmado por Kirchner expresa que los certificados de plazo fijo constituidos a 365 días (o por los plazos mayor que pueda establecer el Banco Central) «podrán ser negociados en la Bolsa de Comercio y Mercados de Valores autorregulados».

Al suspenderse los depósitos ajustables por CER a menos de un año, los últimos relevamientos del Central muestran una gran concentración de depósitos en plazos muy cortos, lo cual dificulta el fondeo de los bancos y la oferta de crédito a largo plazo.

Gracias a esta nueva normativa, un depósito a un año podrá hacerse efectivo antes de que se cumpla el vencimiento a través de la transferencia en Bolsa, lo cual facilitará el acceso al crédito por parte de distintas categorías de interesados.

Por su parte, Gabbi expresó su «satisfacción» por «la posibilidad, real y concreta, que los certificados de plazo fijo se puedan transferir en el mercado bursátil», lo cual a su juicio «significa entrar en un círculo virtuoso que va a favorecer a los inversores, a las entidades financieras y a las empresas que solicitan dinero para su crecimiento».

Según el presidente de la Bolsa, la medida también permitirá a los inversores conseguir mejores tasas sin pensar en que tendrán su dinero inmovilizado durante mucho tiempo.

«A los bancos y entidades financieras les será útil porque al recibir dinero a largo plazo, van a poder facilitar también ese dinero a largo plazo a las empresas para contribuir al crecimiento de las mismas. Las PyMEs van a tener mejores condiciones y tasas para crecer en el buen desenvolvimiento económico que tiene el país», sostuvo Gabbi.

Corsiglia, quien fue propuesto por el Ejecutivo para ocupar la vicepresidencia del Banco Central, opinó por su parte que la nueva operatoria «generará un vaso comunicante muy claro entre el sistema financiero y el mercado de capitales».

El actual director de la Caja de Valores añadió que la norma «posibilitará la colocación a largo plazo, con tasa variable o algún mecanismo de ajuste, y luego se puede cambiar la inversión

Temas en esta nota