La evasión de IVA bajó 22%

El importante incremento de la recaudación tributaria, tanto en valores absolutos como en porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB), fue impulsado, en parte, por una mejora en la reducción de la evasión impositiva.

Por
03deOctubrede2005a las09:03

El importante incremento de la recaudación tributaria, tanto en valores absolutos como en porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB), fue impulsado, en parte, por una mejora en la reducción de la evasión impositiva.

Esto surge de la estimación que realizaron los economistas Ernesto Rezk y María Cecilia Avramovich, del Instituto de Economía y Finanzas (IEF) de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNC. Los economistas expusieron el trabajo “Recaudación Tributaria. Eficiencia económica y control de la evasión: desafíos de política fiscal”, en la Reunión de Actualización Económica, organizada por el Instituto.

En 2004, la recaudación tributaria aumentó 36 por ciento en valores corrientes y 14,4 por ciento en porcentaje del PIB. Los impuestos al valor agregado (IVA) y a las ganancias aumentaron su participación dentro del total de los recursos (pasaron de 49,42 en 2003 al 54,2 por ciento al año siguiente). Estos dos tributos también subieron en porcentaje del producto.

Como apreciación general, Rezk destacó que los impuestos a los débitos y créditos en cuenta corriente (al cheque) y al comercio exterior, siguen siendo dos pilares importantes dentro de la recaudación, pese a los efectos negativos que tienen sobre la economía.

En Ganancias, según un análisis realizado para diciembre de 2003, la evasión en el segmento de las personas físicas tenía un piso del 41 por ciento de la recaudación potencial. “Nada indica que esto se haya revertido”, dijo el economista.

El trabajo expuesto se basó en determinar la evasión del IVA. En este sentido, los autores remarcaron que la Afip tuvo éxito en el control, ya que el incumplimiento de este tributo bajó un 22 por ciento (pasó del 30,5 al 23,9 por ciento de la recaudación potencial).

La estimación surge de un análisis de las cuentas nacionales, den el que se calculan las ventas gravadas por sector. Aquí se le restan las compras netas y la inversión bruta, con lo cual se obtiene la base gravada teórica. A esta última se le aplica la alícuota y se obtiene la recaudación potencial.

Esta última aumentó de 30.144 millones de pesos a 38.961 millones, entre 2003 y 2004. El incumplimiento estimado surge de comparar estos valores con la recaudación efectiva (20. 947 millones en 2003 y 29.669 millones).

El resultado de una menor evasión surge tanto por el aumento de las ventas gravadas como por la disminución de las compras netas. Las primeras crecieron 8,34 por ciento en proporción del PIB, y las segundas bajaron 7,23 por ciento (del 17,57 al 16,3 por ciento del producto).

Si se le incorpora el fuerte incremento de la inversión (35,95 por ciento en relación al PIB) se obtiene que la base gravada teórica subió 8,84 por ciento en porcentaje del producto. “Esto quiere decir que hay menos compras a deducir o la Afip tuvo éxito para detectar la evasión. Tanto el aumento de las ventas como la disminución de las compras incrementan la recaudación”, explicó Rezk.

Por sector. En términos nominales (en pesos corrientes), la actividad con mayor incremento de su base gravada teórica fue la industria manufacturera (57,64 por ciento). Le siguieron comercio por mayor y menor (35,52 por ciento) y transporte, comunicaciones y almacenamiento (29,25 por ciento).

La construcción también tuvo un fuerte incremento en sus ventas gravadas (82,72 por ciento). Estos incrementos se deben tanto al efecto de la inflación como a la mayor actividad en estos rubros.

Temas en esta nota