Wall Street quiere a Brasil pero recomienda invertir en la Argentina

Los bancos de inversión están al tanto de cada detalle sobre lo que ocurre en el país, y siguen viendo los bonos argentinos como los más atractivos.

Por
06deOctubrede2005a las08:11

Los bancos de inversión están al tanto de cada detalle sobre lo que ocurre en el país, y siguen viendo los bonos argentinos como los más atractivos. La Bolsa podría llegar hasta los 2.000 puntos antes de fin de año

Un sondeo entre analistas y economistas indica que todos ven una inflación de dos dígitos, pero bajo control, aunque a ninguno le gusta la política monetaria y fiscal, sobre todo porque piden mayor superávit.

Pero a pesar de las reservas de quienes siguen la evolución de la Argentina, y de que apuntan a Brasil como el ejemplo a seguir, todos recomiendan mucho más entrar en los títulos argentinos que en los brasileños.

“Seguirán insistiendo con sostener el dólar y resistirán una suba de tasas como pide el FMI”, explicó Mathew Festa, de la consultora 4Cast. El acento británico y los 12.000 kilómetros de distancia hicieron que sorprendiera un poco cuando comentó con lujo de detalles los números que acababa de difundir el INDEC hacía apenas instantes.

Wall Street es optimista respecto de la evolución de la economía argentina, a pesar de que no le gusta la política de defender el dólar a $2,90, resistirse a subir las tasas de interés e intentar controlar los precios con acuerdos entre la patronal y el Gobierno.

Del otro lado, elogian la heterodoxia de Brasil, que no duda en subir tasas y enfriar la economía con el objetivo de controlar la inflación. Esta semana, el Banco Central de ese país bajó el target de inflación de 4,5 a 3,5% para el 2006.

Aunque están en veredas opuestas con sus políticas monetarias y fiscales, los gurúes de la city neoyorquina prefieren más a la Argentina, aunque sea en el corto plazo.

La razón es que los bonos argentinos, aun cuando no son ajustables por inflación, todavía no subieron todo lo que pueden; en cambio los títulos brasileños, para algunos expertos, están cerca de su techo.

Ayer, Merrill Lynch recomendó comprar bonos argentinos y ecuatorianos, elevando la indicación a sus clientes a “overweight”, desde “neutral”.

En Credisights, una consultora financiera, también están más optimistas respecto del mercado argentino que a plazas como Colombia, Venezuela o Brasil. “Estamos ‘neutral’ en la Argentina, y ‘underweight’ en Brasil, no es que veamos un shock en la región, pero los spreads ya están muy bajos”, explicó Christian Stracke.

Por separado, Pablo Goldberg, economista de Merrill Lynch, dijo a Infobae Diario que las estimaciones de inflación que manejan en su banco son del orden de 9,6 por ciento. “Para que la inflación sea menor que este número tiene que haber un poco de ajuste fiscal, no descartamos que esto pase después de las elecciones, más allá de la verborragia preelectoral. También va a haber algún tipo de ajuste de tarifas en los servicios públicos; habrá que ver de qué nivel”, señaló.

La Bolsa sigue vigente

El mercado accionario que acaba de quebrar nuevos récords históricos por encima de los 1.700 puntos, podría continuar su buen desempeño después de las elecciones.

Los operadores descuentan un triunfo del oficialismo y confían que con el FMI se llegará a un acuerdo favorable para la Argentina.

Ante ese escenario, algunos arriesgan que el Merval podría alcanzar los 2.000 puntos. Mariano Tavelli, de Tavelli Sociedad de Bolsa, estimó que el desafío es alcanzable. “Con el índice en 2000 quedaríamos en los 685 puntos medidos en dólares, rango al que se llegó en el `97. El máximo histórico en dólares fue en el `92 con 900 puntos, pero estamos aún lejos”. En este contexto “los bonos seguirán beneficiados por la inflación”, aseguró.

Martín Boerr

Temas en esta nota