Pronostican que la tasa en EE.UU. puede llegar al 5%.

Afectará las economías emergentes...

Por
08deOctubrede2005a las07:11

El proceso de ajuste de precios tuvo ayer una pausa que los operadores consideraron normal.

El rebote permitió recuperaciones del 2% en acciones y del 1,2% en bonos.

Los operadores de bonos de Wall Street creen que la Reserva Federal de Estados Unidos sostendrá en los próximos meses el ritmo del reajuste alcista que realiza en las tasas de referencia de corto plazo, un proceso que sólo podría llegar a tener pausas a mediados de 2006.

El dato, que marca el cambio de perspectiva con que operan (y detonó la ola de ventas que afectó a las bolsas de todo el mundo en los últimos días, pero focalizándose mucho más en los mercados emergentes), surgió de los ya tradicionales sondeos que la agencia de noticias Reuters suele realizar entre los agentes para palpar sus expectativas.

El relevamiento de ayer recogió que 14 de los 21 operadores primarios de bonos de Wall Street consultados esperan al menos tres alzas más en las tasas de interés por parte de la Reserva Federal (Fed, según sus siglas en inglés), lo que elevaría la tasa de préstamos hasta o por encima del 4,5% -desde el 3,75% actual- en tres meses. Otros 7 esperan que la tendencia al incremento en el costo del dinero se extienda hasta llevar el nivel de la tasa al 5% anual. Obviamente, el aumento para la próxima reunión, prevista para el mes próximo, está descontado.

Una encuesta similar, realizada a principios de agosto, mostraba que el mercado creía que las alzas estaban aseguradas hasta ese mes. Pero cuando eran consultados sobre la decisión que la Fed adoptaría en su reunión del 13 de diciembre, la mitad sostenía que el proceso de ajustes tendría entonces una pausa, algo que ahora nadie considera.

"El mensaje está bastante claro aquí: están determinados a seguir subiendo", dijo Jan Hatzius, economista de Goldman Sachs.

La creciente inquietud por la inflación en Estados Unidos quedó de manifiesto en una serie de comentarios de funcionarios de la Fed, algo que el mercado interpretó como el preludio de una posición más agresiva del organismo con respecto a las tasas de interés.

Hace sólo tres semanas se había especulado que los ajustes tendrían una pausa, especialmente por el impacto que sobre esa economía podrían tener los devastadores efectos del huracán Katrina.

El cambio de expectativas desató en los últimos días una corrida contra los mercados emergentes, que ayer se tomó una pausa con un rebote de precios que todos los analistas coincidieron en calificar de técnico, tras las fuertes pérdidas sufridas.

En medio de esta pausa, por ejemplo, la Bolsa porteña (que había caído más del 6,3% en tres ruedas) recobró un 2,1% y los bonos se recuperaron parcialmente de las fuertes pérdidas de las dos jornadas previas con avances que llegaron al 1,8% (Discount en pesos) y alcanzaron el 1,5% en el caso del Par en pesos; el 1,1% para el Boden 2014 y el 0,8% en el Bogar 2018. También subió el 1,16% el Boden 2012 en dólares, aunque en su caso para ponerse a tono con el reacomodamiento alcista que había tenido el dólar en las jornadas precedentes.

El mismo signo de recuperación exhibieron el resto de los principales mercados emergentes (ver infografía), a excepción de Rusia que, por razones horarias, quedó fuera del rebote de precios.

Temas en esta nota