Ampliarán controles por suba en precios

El jefe de Gabinete, Alberto Fernández, confirmó ayer que se investigará a más empresas por pactar aumentos de precios.

Por
11deOctubrede2005a las09:20

El jefe de Gabinete, Alberto Fernández, confirmó ayer que se investigará a más empresas por pactar aumentos de precios. Apuntan a los sectores en los que hay posición dominante, más de 80% del mercado, y cartelización. Puntualmente, pondrán como caso testigo a los supermercados. Pero sumarán a las empresas de medicina prepaga. Anunciaron incrementos de hasta 15% para noviembre, y la intención oficial es comenzar por analizar si la estructura de costos justifica esos aumentos. Está claro que si hay casos de cartelización, el accionar del gobierno es el correcto contra ese mal empresario. Lo que obviamente no lo sería es si se amenazara y se aplicaran sanciones en simple represalia por los últimos aumentos de precios. De cualquier manera, la inflación no se resuelve por esta vía. En América latina está bajando a 5,6% en los últimos doce meses. Aquí es casi del doble, de 10,3%. Está a la vista que el país va nuevamente a contramano, no ya de países desarrollados, sino de los del resto de la región. Aún tiene margen para revertir la tendencia y normalizar la situación. ¿Después de elección?

El gobierno confirmó ayer que está analizando una serie de medidas para aumentar el control sobre las grandes cadenas de supermercados y otras empresas como mecanismo para intentar reducir la inflación. Ayer, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, aseguró en declaraciones radiales que «sería muy bueno que se investiguen supuestas maniobras cartelizadas de cadenas supermercadistas en la formación de precios». Con esto, y tal como adelantó este diario, el funcionario dejó abierta la puerta para una investigación de la Subsecretaría de Defensa del Consumidor y de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia.

En concreto, lo que el gobierno comenzará a investigar serán acciones de cartelización para acordar movimientos de precios entre empresas. Entre otras medidas, se investigará si las variaciones de precios en los productos de consumo masivo ( alimentos, bebidas, limpieza, tocador e indumentaria) se dan de manera porcentualmente uniforme en los diferentes locales de estas empresas.

• Concentración

Según Alberto Fernández, estas supuestas maniobras se darían sobre todo «en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, donde la comercialización se encuentra muy concentrada». En la mira del gobierno están fundamentalmente los supermercados que según los datos oficiales tendrían movimientos de precios similares en productos puntuales, especialmente en el caso de los alimentos frescos (frutas, verduras, carnes). Son los bienes que más incrementaron sus precios en los últimos meses.

Además, se sigue con atención la política de oferta de empresas que según los datos oficiales dominarían 80% de los mercados de limpieza, tocador, pañales, etc. Para Fernández,la suba de precios «es el resultado de una economía que está creciendo a 9% anual» y que «también hay un problema de inversión. Por ejemplo, en la vestimenta: la indumentaria subió notablemente porque el sector textil saturó la capacidad productiva y, si no hay inversión rápida, lo que pasa es que como la demanda crece y la oferta es la misma, se ajusta en los precios».

Las afirmaciones de Fernández completan el panorama que el miércoles pasado había presentado el propio Néstor Kirchner, que embistió contra los supermercados acusándolos de «desestabilización» económica. El jefe de Gabinete dijo también que el crecimiento económico e industrial provoca un «reacomodamiento de precios relativos que se manifiesta en inflación» y que «hay que abordar cada una de las causas responsablemente y en eso estamos».

Temas en esta nota

    Load More