El dólar sigue para arriba y cotizó a $ 2,99, el valor más alto del año

Los inversores grandes venden activos en pesos y se pasan al dólar para anticiparse a una posible suba de las tasas en EE.UU.

Por
14deOctubrede2005a las08:19

Los inversores grandes venden activos en pesos y se pasan al dólar para anticiparse a una posible suba de las tasas en EE.UU. La toma de ganancias en mercados emergentes hizo caer bonos y acciones.

El clima en los mercados cambió sensiblemente. El precio del dólar, que hasta hace poco tenía que ser sostenido con fuertes compras del Central, ayer llegó a 2,99 pesos sin que el BCRA tuviera que comprar un solo billete. Redondeó así una suba de 2,4% en la semana.

A los bonos y a las acciones les movieron el piso. Como los inversores buscan salir de activos en pesos, venden sus posiciones y los precios caen. Hay papeles post-default que perdieron más del 7% en el mes. En el caso de las acciones, el índice MerVal cedió 1,2% ayer y bajó 8,4% desde el récord alcanzado diez días atrás.

¿Qué paso? Los inversores que hasta setiembre apostaban fuerte a los mercados emergentes, como Argentina y Brasil, decidieron cambiarse de vereda. Hay motivos netamente especulativos, como la "toma de ganancias" y otros datos objetivos que ayudan a justificar la salida de algunos capitales: en Estados Unidos el temor a un salto inflacionario se ha instalado con fuerza en los últimos días.

La presión compradora del dólar, que tocó el precio más alto del año, estuvo motorizada, según pudo saber Clarín, por bancos extranjeros que canalizaban órdenes de compras propias y de sus clientes —empresas también extranjeras— que optaron por pagar hasta 2,984 pesos en el mercado mayorista para quedarse posicionados en moneda dura.

La demanda fue lo suficientemente fuerte como para que el Banco Central se mantuviera al margen del mercado, algo que no ocurría desde el 5 de setiembre. La no intervención del organismo que preside Martín Redrado fue saludada por los analistas, que se habían mostrado muy críticos del Central cuando seguía comprando a pesar de la escalada del dólar. Las criticas apuntaban, básicamente, a que no se consideraba una buena estrategia sostener el dólar en un contexto de inflación ascendente como el que se vio en setiembre en la Argentina.

El analista Gustavo Neffa, del banco Macro-Bansud, le dijo a este diario que el aumento de la tasa que rinden los bonos estadounidenses, como el emitido a 10 años de plazo, es determinante para marcar el rumbo de los capitales. "Con la tasa más cerca del 4%, hay plata abundante y suben los precios en los mercados emergentes, pero ahora que esa tasa está en el 4,5% el dinero vuelve a los países centrales. De hecho, hay fondos que tomaron deuda al 4% en Estados Unidos para invertir fondos en emergentes, que ahora desarman posiciones para cancelar pasivos y evitar el mayor costo financiero de la suba de tasas".

En ese sentido, hoy es una jornada clave, porque los inversores quedaron a la espera de conocer los datos de inflación de Estados Unidos al consumidor en setiembre y acerca de las ventas del comercio minorista en ese mismo mes, entre otros.

Las perspectivas inflacionarias y, como consecuencia de ello, de más subidas de los tipos de interés, es el factor que más contribuye a fortalecer al dólar.

De hecho, así como el peso se devaluó frente a la divisa estadounidense, lo propio ocurrió con el real brasileño (allí el dólar subió de 2,22 a 2,26 reales en la semana) y el Euro.

¿Qué pasará hoy? En el mercado mayorista el dólar terminó muy demandado, por lo que todo haría prever que se podía llegar hoy a la cotización de $ 3.

Temas en esta nota