Petróleo: las empresas darían aumento si levantan el paro

Alerta sobre la posible falta de gas para los ususarios

Por
17deOctubrede2005a las08:09

Los trabajadores reclaman más salario y hablan de huelga por tiempo indeterminado.

A pesar de las promesas empresarias de conceder un aumento de sueldos, y de la conciliación obligatoria dictada el sábado por el Ministerio de Trabajo, la Federación Argentina Sindical del Petróleo y Gas Privados (FASPYGP) amenazaba anoche con iniciar hoy un paro nacional por tiempo indeterminado que —según el grado de acatamiento que logre— podría causar problemas en el suministro de gas a la población.

La medida de fuerza fue confirmada por el secretario general de esa Federación, Alberto Roberti, quien en declaraciones a la Agencia DyN aclaró que el gremio "no fue notificado" de la conciliación obligatoria y advirtió, tajante: "Hasta que las empresas no pongan la plata sobre la mesa, paramos todo".

Fuentes empresarias, sin embargo, relativizaron ese "todo" al que aludía Roberti. Explicaron que en este tipo de protestas es clave la posición de los gremios de cada provincia y que, en varios de esos casos, hoy habría asambleas en los diferentes asentamientos petroleros para decidir el camino a seguir. En rigor, esta ráfaga de tensión sindical en el sector se desencadenó la semana pasada, luego de que en Chubut se concediera un aumento de 260 pesos mensuales retroactivo a enero. De inmediato la FASPYGP salió a reclamar que se nacionalice ese beneficio.

Frente a los inconvenientes que entre el jueves y viernes se registraron en los diferentes yacimientos del sur del país, debido a "asambleas sorpresivas" de los trabajadores, el Ministerio de Trabajo intentó terciar en el conflicto. El propio ministro Carlos Tomada lideró una reunión el viernes por la noche, pero allí no se logró anudar un acuerdo. Por eso, horas después y ante la amenaza de un paro nacional con el comienzo de la semana, dictó la conciliación obligatoria.

"El Gobierno no es responsable por el fracaso de las negociaciones, pero debe lograr que las empresas hagan llegar una propuesta económica", dijo Roberti, quien acusó a las petroleras de tener "una actitud evasiva, dilatoria e irresponsable".

Desde las compañías la respuesta no tardó en llegar. Un vocero del sector señaló que "las empresas van a presentar una propuesta de mejora económica, pero no si sigue el paro".

"Estamos dispuestos a conversar y negociar, pero con todos los actores y en el marco de una solución sustentable en el tiempo", explicó la fuente. Sucede que el 20 de setiembre, ambas partes firmaron un acuerdo por el cual se otorgó un incremento de 350 pesos a los petroleros de todo el país, a cambio de no volver a efectuar reclamos hasta junio de 2006. Pero los escarceos gremiales continuaron. "Venimos de varios conflictos puntuales, algunos con muchísima violencia", explicó la fuente, al recordar que un custodio de una petrolera está internado en terapia intensiva.

Como sea, todas las miradas estarán fijas hoy en el grado de acatamiento que obtenga el paro lanzado por la Federación Gremial y su impacto sobre el abastecimiento de combustibles. Según Roberti, "si hay desabastecimiento, será responsabilidad de los empresarios, que no hacen ofertas concretas". Estos, a su vez, temían por el yacimiento Loma de la Lata, que provee de gas a vastos sectores del país, incluida Buenos Aires.

Ayer, por de pronto, la alta conflictividad gremial afectaba a diferentes empresas del yacimiento Santa Cruz Sur, entre ellas Petrobras, la estadounidense Vintage y Sipetrol. En la región patagónica hay cerca de 34.000 trabajadores petroleros, unos 28.000 en tierra y los restantes 6.000 en las plataformas marinas.


Temas en esta nota