Exige el G-20 la reforma del FMI

Apoyo de la Argentina al pedido

Por
17deOctubrede2005a las08:21

Un grupo de países desarrollados y emergentes demandó ayer la reforma del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial, a 60 años de su creación, para que se adapten a la realidad económica actual.

Trece países en desarrollo y el Grupo de los Siete, de las naciones más ricas, indicaron en la cumbre del Grupo de los 20 (G-20), desarrollada en Grand Epoch City (China), la "necesidad de reformar las instituciones de Bretton Woods", creadas tras el fin de la Segunda Guerra Mundial para apoyar la reconstrucción europea y asistir a los países en casos de desequilibrio en la balanza de pagos.

Brasil y la Argentina ofrecieron su "fuerte apoyo" para estos cambios en la declaración que aprobaron al término de este encuentro, en sintonía con el autocrítico discurso pronunciado en la asamblea anual del Fondo a fines de septiembre por el jefe del organismo, Rodrigo de Rato. "Las instituciones de Bretton Woods -el FMI y el Banco Mundial- han contribuido de manera significativa al crecimiento y al desarrollo", se destacó en la declaración final.

Continua revisión

Sin embargo, aclararon los ministros, la evolución de la economía internacional "requiere una continua revisión de la representación, las operaciones y las estrategias" de ambas entidades. El objetivo de esta reforma es "respetar los cambios que ha habido en la economía internacional en los últimos años".

Al respecto, el ministro de Economía, Roberto Lavagna, dijo que "después habrá que discutir los detalles" de estas modificaciones, que deberían lograr "más efectividad institucional" por parte de estas cuestionadas organizaciones.

Por otro lado, Lavagna destacó el reconocimiento por parte del G-20 de que no existe un modelo uniforme de desarrollo para todos los países. "Asimismo reconocimos que cada país debe seguir las políticas que mejor reflejan sus específicas características", agregó.

Al respecto, el secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen, sostuvo que en el FMI "está claro que China está subrepresentada; su poder de voto es casi la mitad del poder de la silla dirigida por Holanda e integrada entre otros por Croacia, Armenia, Bosnia y Herzegovina, Bulgaria, Israel y Rumania".

En tanto, el presidente del Banco Central, Martín Redrado, mantuvo diferentes encuentros en el marco del G-20 con Alan Greenspan, presidente de la Reserva Federal de EE.UU., y los presidentes de bancos centrales de Francia y China.


Temas en esta nota