Lavagna adelanta al FMI que hará respetar el modelo argentino

El ministro de Economía ratificó que avanzará con las discusiones, pero pidió que el organismo multilateral "respete lo esencial de la política que aplicamos".

Por
18deOctubrede2005a las15:18

El ministro de Economía ratificó que avanzará con las discusiones, pero pidió que el organismo multilateral "respete lo esencial de la política que aplicamos". Agregó: "Afortunadamente, no hemos hecho todo lo que nos pidieron"

El ministro argentino de Economía, Roberto Lavagna, pretende que en las próximas negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) este organismo "respete lo esencial de la política que aplicamos".

En una entrevista que hoy publica el diario "Les Echos", Lavagna asegura que Argentina sigue adelante con la estrategia de reducción de su deuda y que lo que se dispone a negociar con el FMI es el "escalonamiento".

Lavagna cuenta que a principios de 2002 "el anterior Gobierno pidió al Fondo un nuevo crédito de 25 millones de dólares. Lo primero que hice cuando llegué al Ministerio (abril de 2002) fue retirar esa petición. Desde la llegada del presidente Néstor Kirchner en 2003 hemos pagado ya 13.500 millones, de los cuales 8.000 al FMI".

El saldo de la deuda con el Fondo es ahora de unos 10.000 millones, según el ministro argentino, quien apunta que "afortunadamente no hemos hecho todo lo que (ese organismo) nos pedía desde 2002".

Subraya que el crecimiento registrado por Argentina en estos tres últimos años ha tenido como consecuencia una recuperación del sistema bancario, una mejora de las reservas, una reducción del paro (del 23 al 12 por ciento) y unos excedentes presupuestarios "que están en lo más alto desde hace cincuenta años".

Lavagna afirma que desde 2002 seis millones de personas han abandonado el nivel de pobreza en el que vivían aunque "no es suficiente", de modo que los esfuerzos por el empleo continuarán, especialmente en el apoyo a las pequeñas y medianas empresas.

Otro eje de actuación es la relación con los países del Mercosur y, más en concreto, con Brasil, el "socio estratégico".

El ministro de Economía, que niega ambiciones para las elecciones presidenciales de 2007 en su país, alude también a las críticas recibidas por empresas extranjeras por la política de contención de las tarifas de varios servicios, como el agua o la luz y que, entre otros aspectos, ha motivado la retirada de la francesa Suez de Aguas Argentinas.

"Estamos en negociaciones sobre esa cuestión de las tarifas, pero no deseo hacer comentarios. Por lo demás, hemos procedido a varios aumentos, sobre todo de la electricidad", afirma.

Temas en esta nota