Habrá créditos subsidiados para productores pecuarios

El Gobierno y el Nuevo Bersa analizan una línea destinada específicamente al sector.

19deOctubrede2005a las08:17

El Gobierno y el Nuevo Bersa analizan una línea destinada específicamente al sector. La provincia subsidiará tres puntos de la tasa y el Gobierno nacional también prometió su aporte. Capacitación, asesoramiento técnico e incentivos fiscales completan el esquema del plan ganadero.

Capacitación a productores y trabajadores rurales, asesoramiento técnico, beneficios impositivos y asistencia crediticia con tasa subsidiada son los ejes centrales del plan ganadero provincial que fue lanzado formalmente ayer por la Administración Busti. El seminario denominado Estrategias para el Desarrollo del Negocio Ganadero, desarrollado en el hotel Mayorazgo, fue el ámbito elegido por el Gobierno para presentar en sociedad un plan largamente reclamado por los productores entrerrianos y sus entidades gremiales. Una fuerte presencia de productores, dirigentes del sector, empresarios y técnicos demostró el interés del campo por conocer detalles del programa que, al menos en sus enunciados, es bastante abarcativo.

Ante la ausencia del gobernador Jorge Busti —se había anunciado su presencia—, el ministro de Economía de la provincia, Diego Valiero, y el subsecretario de Agricultura, Ganadería y Forestación de la Nación, Javier de Urquiza, presidieron el acto de apertura, pero fue el secretario de la Producción, Daniel Welschen, el encargado de explicar los lineamientos generales del plan.

“La ganadería es una de las actividades que más perspectivas de crecimiento tiene en nuestra provincia”, aseguró el funcionario, y por eso “nosotros veníamos analizando la necesidad de implementar un programa ganadero provincial, que ha ido madurando en lo que va de nuestra gestión”.

Welschen, por otro lado, valoró el aporte de las entidades de productores, “fundamentalmente aquellas que integran la Fucofa (Farer, Fedeco y Federación Agraria), que el año pasado hicieron un conjunto de talleres a través de los cuales se realizó un diagnóstico de las demandas de los productores”.

El funcionario aclaró que las medidas enunciadas ayer “no pretenden ser todas, sino que son los cimientos de una casa, y no la casa”, con lo que dejó la puerta abierta a eventuales sugerencias de los actores pecuarios.

PREOCUPACIONES. Entre los indicadores que preocupan, Welschen mencionó que “del millón seiscientas mil vacas, sólo estamos marcando un millón de terneros; hay seiscientas mil vacas que comen pasto y no producen terneros, es un problema; un novillo para ser terminado con 440/460 kilos tiene que estar entre cuatro y cinco años en un campo, también es un problema”. Ante el frecuente reclamo de créditos para retención de vientres, el funcionario se preguntó “para qué, si tenemos seiscientas mil vacas que no producen terneros”.

Admitió las falencias existentes en materia de infraestructura, de manera especial en caminos y electrificación rural, al tiempo que consideró necesario sumar el plan ganadero a la industria frigorífica.
Welschen remarcó que “hay tecnología disponible que no es nueva” para mejorar la productividad de los rodeos y mencionó, entre otras, “el estacionamiento de pariciones, apotreramiento, tacto, control de enfermedades venéreas en toros, que son tecnologías de manejo que no requieren grandes inversiones”.

Capacitación, asesoramiento técnico, beneficios impositivos y asistencia crediticia, como dijimos, son los ejes centrales del plan. “Vamos a capacitar al productor y al peón rural, y daremos asistencia técnica” para mejorar la productividad, aunque aclaró que los productores medianos y grandes “tendrán que conseguirla por sí solos, porque no es un gasto sino una inversión“. Para el resto de los productores, recordó la existencia de los grupos Giser y Cambio Rural, que “se adaptan para la asiste

Temas en esta nota