En el Fondo esperan que ahora la Argentina vuelva a negociar

A pesar de que la Argentina expresó el 29 de junio pasado su intención de comenzar a negociar con el FMI, en Washington siguen esperando que esa decisión se concrete.

Por
27deOctubrede2005a las07:56

A pesar de que la Argentina expresó el 29 de junio pasado su intención de comenzar a negociar con el FMI, en Washington siguen esperando que esa decisión se concrete.

Ahora, tras haber superado con éxito el test electoral del domingo pasado, siguen a la espera de una señal que aún no llegó.

"Las autoridades argentinas informaron al Fondo su deseo de comenzar negociaciones con el FMI sobre un programa económico nuevo", dijo en junio —luego que el FMI aprobó la revisión del artículo IV— Rodrigo Rato a través de un comunicado. Pero las negociaciones nunca arrancaron realmente.

"No tenemos todavía ninguna indicación del gobierno de Néstor Kirchner", dijo ayer a Clarín un funcionario del Fondo.

Como un indicio de que no hay ningún apuro por parte del Gobierno, se supo ayer que el representante argentino ante el FMI, Héctor Torres, se ausentará de Washington para viajar la semana próxima en una misión de rutina a Uruguay.

"El mensaje que el Gobierno ha estado transmitiendo en Washington es que prefiere seguir vendiéndole bonos a Hugo Chávez (el presidente de Venezuela) si el FMI no flexibiliza sus posiciones", afirmó a este diario la fuente del FMI.

Desde Buenos Aires, el mensaje de los funcionarios del Ministerio de Economía es similar: "Estamos esperando las instrucciones del Presidente para poder avanzar" en la discusión con el FMI, sostienen. Hace 10 días, durante un viaje a China, el secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen, dijo que estaba todo listo para retomar las negociaciones "hacia fin de año".

Pero las tensiones que todavía existen en la relación con el organismo generan dudas respecto de cuándo se reanudará el diálogo. Mas allá de la retórica electoralista, hay entre el FMI y Argentina diferencias importantes. Durante la primera reunión que tuvo Kirchner con Lavagna después de las elecciones uno de los temas fue la inflación. El gobierno y el Fondo comparten la preocupación por la inflación, pero no están de acuerdo en cómo combatirla. El FMI no cree que los acuerdos de precios sean suficientes para detener la inflación. Y exige un ajuste de la política monetaria, subir la tasa de interés, dejar bajar el dólar y bajar el gasto público. El Gobierno rechaza esas medidas por "recesivas".

Ana Baron

Temas en esta nota

    Load More