Se viene la Expo Citrus

PRESENTACIÓN. Dalzotto, Welschen, Hojman, Cresto y Amavet, en el lanzamiento en Paraná de la mayor fiesta de Concordia. (Julio Blanco)

03deNoviembrede2005a las08:39

PRESENTACIÓN. Dalzotto, Welschen, Hojman, Cresto y Amavet, en el lanzamiento en Paraná de la mayor fiesta de Concordia. (Julio Blanco)

Concordia prepara su muestra más representativa. De esa forma, a pesar del mal año, los citricultores renuevan su compromiso con una de las economías regionales más importantes de Entre Ríos. Habrá espectáculos musicales y elección de la reina nacional. Bersuit Vergarabat, la gran atracción.

La citricultura no ha tenido un buen año, pero aun así, sus principales protagonistas renuevan el compromiso con la actividad, una de las principales economías regionales de la provicnia, y confiados en su potencial no se rinden. En ese marco, la Asociación de Citricultores de Concordia trabaja con esfuerzo en la organización de la XXXII Fiesta Nacional de la Citricultura - Expo Citrus 2005, una de las más tradicionales de Entre Ríos.

La presencia de numerosas empresas de todo el país, una amplia muestra de todo lo relacionado con la citricultura, espectáculos musicales —donde se destaca la presencia de Bersuit Vergarabat— y la elección de la reina nacional de la citricultura son los ejes centrales de la fiesta que pone por tres días a Concordia en la vidrieda nacional.

El intendente Juan Carlos Cresto; el secretario de la Producción, Daniel Welschen; el vicepresidente de la Asociación de Citricultores de Concordia, Eduardo Dalzotto; el subsecretario de Asuntos Agrarios, Ricardo Amavet; y el titular de la Subcomisión Fiesta de la Asociación de Citricultores de Concordia, Darío Hojman, presidieron el acto de lanzamiento de la Expo Citrus 2005 realizado ayer en el Hotel Mayorazgo.

BALANCE. “Para nosotros fue un año duro”, señaló Dalzotto al evaluar el actual momento de la citricultura entrerriana afectada por problemas sanitario que generaron la caída de contratos de exportación. El dirigente, optimista, expresó que “con esfuerzo seguramente podremos salir” de esta coyuntura negativa. Por eso la Fiesta “se hace” y, casi en forma simultánea —el 30 de noviembre, 1 y 2 de diciembre— se realizará el Congreso Nacional Citrícola, agregó Dalzotto, “que después de varios años vuelve a Concordia”.

Welschen, a su turno, consideró que independientemente de los problemas del sector “estas fiestas siguen siendo válidas porque son un incentivo para que la actividad se ponga de pie”, al tiempo que remarcó la importancia de la citricultura en la generación de puestos de trabajo.

El funcionario admitió las dificultades —mercado interno deprimido y problemas fitosanitarios que han restringido las exportaciones, entre otras—, pero dijo que “se vislumbran una serie de acciones” para superan el mal mmento. Expresó que en la reunión del martes “entre los citricultores, el subsecretario Javier de Urquiza y el vicepresidente del Senasa, hemos destrabado algunos temas. Estamos trabajando para mejorar algunos aspectos relacionados con el funcionamiento de los protocolos sanitarios para que el año que viene podamos exportar un 20 o un30 % más”, se esperanzó.

Subrayó, asimismo, el trabajo que la provincia lleva adelante con las entidades citrícolas para “mejorar la calidad de los citrus y llegar al mercado interno” con mejores frutas, y recordó el aporte económico oficial, a partir de una ayuda del Gobierno nacional, de “un millón y medio de pesos para que puedan curar sus quintas”, afectadas el año pasado por las heladas y este año por el exceso de lluvias.

Welschen, por último, ratificó el compromiso del gobernador Jorge Busti con el sector exportador “para buscar alternativas de financiamiento por 4 millones de pesos, que permitirá mejorar las quintas y poder exportar más”.

La Fiesta Nacional de la Citricultura, una vez más, tendrá

Temas en esta nota