El Gobierno no cree que se alcance un acuerdo en la OMC

El secretario de Relaciones Económicas Alfredo Chiaradía tiene pocas expectativas por la tibia propuesta de la Unión Europea

Por
11deNoviembrede2005a las09:24

El Gobierno argentino auguró que "no habrá avances" en la próxima reunión de la Organización Mundial del Comercio (OMC), porque la propuesta presentada por la Unión Europea (UE) es "poco útil" para las negociaciones.

"La UE cruzó varias líneas rojas. Se pasó en sus demandas, ofreció poco en acceso al mercado agrícola y puso condiciones de imposible cumplimiento. La oferta no es útil para avanzar en la negociación", afirmó en rueda de prensa el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Alfredo Chiaradía.

El secretario, que hoy regresó de una reunión de ministros de Comercio en Ginebra, señaló que no se pueden esperar avances de la reunión que la OMC sostendrá en Hong Kong entre el 13 y 18 de diciembre, con el objetivo, según dijo, de "reflejar en un papel el estado actual de la negociación".

Con todo, aclaró que Argentina no baja sus ambiciones respecto de la Ronda de Doha y dijo que "si se percibe en la UE que hay posibilidad de levantar las trabas en acceso a mercados, hipotéticamente en 2006 se podrían cerrar las negociaciones".

Entre las "líneas rojas" que según la Argentina cruzó la UE, Chiaradía citó la pretensión europea de diferenciar entre países desarrollados "más avanzados" y "más pobres", división que podría hacer mella en la unidad entre estas naciones.

Además, apuntó que la UE viola el principio de trato preferencial y diferenciado para los países en desarrollo al proponer techos arancelarios mayores para los productos agrícolas que para los industriales.

"En síntesis, proponen que los países en desarrollo hagan mayores cortes arancelarios", indicó el funcionario argentino. Añadió que la UE pretende además incluir en la ronda de negociaciones de Doha, iniciada en 2001, temas que estaban excluidos, como indicaciones geográficas e impuestos a la exportación, y quiere implementar un mecanismo diferente para negociar el capítulo de servicios.

Chiaradía deslizó que la oferta europea equivale a bloquear la negociación multilateral, postura que podría explicarse por la "falta de condiciones políticas" dentro de la UE para abrir sus mercados.

"Los EE.UU. han dado a entender que podría mejorar su oferta (de reducción de subsidios a la producción agrícola) si logra más acceso a mercados. El problema es que como Europa frenó (la negociación), los EE.UU. no pueden ser más ambiciosos. Por eso es que la presión que nosotros hacemos es sobre Europa", indicó.

El resultado de la Ronda de Doha es decisivo para otras negociaciones, como la del Area del Libre Comercio de las Américas (ALCA).

En la IV Cumbre de las Américas, celebrada hace una semana en Argentina, tras una dura discusión en torno al ALCA, Colombia propuso convocar a una reunión hemisférica luego de la reunión de la OMC en Hong Kong.

Temas en esta nota