Quieren frenar la inflación

La idea es dar batalla a la escalada inflacionaria que sobre todo impacta en productos de primera necesidad y afecta a sectores de menores recursos.

11deNoviembrede2005a las15:43

El Gobierno decidió impulsar una bateria de medidas para intentar contener la preocupante suba en los precios, entre las que figuran la eliminación de reintegros a las exportaciones en 200 productos de la canasta básica, como carnes y lácteos, la creación de una cláusula antimonopolio y un aumento en encajes bancarios.

El anuncio lo realizó el ministro de Economía, Roberto Lavagna. Precisó que la suspensión de reintegros del 5 por ciento a las exportaciones sobre los productos de la llamada “canasta de bienes básicos”, adoptada a través de una resolución del Ministerio de Economía, tendrá un plazo de implementación de acuerdo con la “evolución de la oferta y de los precios”.

Aparte de lácteos y carnes, también se encuentran alcanzados por esta medida el pescado, las harinas, las pastas y los aceites vegetales.

En sí, la resolución apunta a desincentivar la exportación de estos productos —por los cuales se recibía un reintegro— y de esa manera quitar presión sobre los precios.
Anualmente el gobierno destina unos 82 millones de dólares para hacer los reintegros, de los cuales el 52 por ciento van directamente a la Tesorería y el resto que se extrae del IVA se destina a las provincias y a la ANSeS.

Lavagna explicó que cuando deje de existir “esta tensión entre el mercado interno y la exportación se levanta la suspensión y se vuelve al sistema de reintegro”.

CONTRA LOS MONOPOLIOS. El ministro aclaró que “ninguna” de las acciones instrumentadas determinan en forma inmediata “con un número preciso” el impacto sobre el nivel inflacionario.
Por otra parte, Lavagna anunció también la “creación de una cláusula de necesidad de competencia” para evitar situaciones de “monopolio u oligopolio” con la participación directa de los empresarios, quienes podrán denunciar ante la secretaría de Defensa de la Competencia “eventuales irregularidades que atenten contra la competitividad”.

Reveló también que se le “recomendará al directorio del Banco Central que estudie con carácter prioritario una suba de encajes para absorber, sin costo, la liquidez excedente” y volcar esos montos en planes de financiación de mediano plazo.

Lavagna indicó que “en el futuro se irá monitoreando cuál es la evolución de precios en el mercado” e insistió en que la intención “es bajar costos y precios”.

Consultado sobre si no alcanzan estas medidas para frenar la inflación, Lavagna respondió que “habrá otras medidas complementarias que se pueden tomar”, pero descartó que las mismas tengan las características de los llamados “paquetazos económicos” aplicados durante otros gobiernos y que “terminaron en situaciones de fracasos y de crisis”.

Para destacar

Superpoderes. El Ministerio de Economía podrá prohibir o limitar la exportación de bienes, liberar la importación de productos o aumentar impuestos que gravan las ventas al exterior, entre otras medidas. El ministerio podrá también “aplicar cualquier otra medida para la que está facultado por la normativa vigente”, según el texto de la resolución que dipone las medidas que aplicará en casos de denuncias de falta de competencia.

Decidieron bajar la doble indemnización

El Gobierno firmará un decreto para bajar la denominada “doble indemnización”, por lo cual los trabajadores que sean despedidos sin causa percibirán “una vez y media” lo que les correspondería “en las condiciones normales”, afirmó el ministro Roberto Lavagna.

De esa manera, según explicó el ministro, se bajará esa indemnización, que ahora es un 80 por ciento por encima de lo que debería pagarse en condiciones normales.

En definitiva, el pago por despido pasará del 180 por ciento

Temas en esta nota