UBS afirma que la Argentina está mejor que Uruguay

Valora el perfil de su deuda pública

14deNoviembrede2005a las08:20

El banco de inversión sostiene que el país es más atractivo para los inversores

Elogió el comportamiento uruguayo, pero dijo que sus indicadores son peores

Comportarse en forma correcta no siempre trae buenos resultados: pese a que Uruguay cumplió con sus compromisos externos e internos, la Argentina parece tener algunas ventajas relativas para atraer mayores inversiones por su competitividad cambiaria y por el perfil de vencimientos de su deuda, según el banco de inversiones UBS.

Al evaluar la historia reciente de los dos países que comparten el Río de la Plata, la Unión de Bancos Suizos llegó a una conclusión obvia: Uruguay parece ser un país mucho más "amigable" que la Argentina en materia de reputación en los mercados, seguridad jurídica y respeto a los contratos.

Mientras la Argentina declaró el default, devaluó y pesificó, Uruguay cumplió con gran parte de los derechos de contratos y propiedad, trabajó en forma conjunta con los inversores privados y respetó la denominación de la moneda de sus depósitos, según destacó el analista Javier Kulesz.

Propuesta amistosa

Otra diferencia fue que la Argentina maximizó la quita de su deuda pública en el canje, mientras el país vecino "optó por preservar su reputación, ofreciendo una propuesta más amistosa con ganancias limitadas para su gobierno".

Más aún, se enfatizó, parece claro que en términos políticos Uruguay se ha mantenido en orden pese al cambio en el "color" de su gobierno, mientras que la Argentina sufrió una transición más complicada desde fines de 2001.

Sin embargo, UBS aclaró que hay tres ventajas que favorecen a la Argentina frente a Uruguay, al menos en el corto y en el mediano plazo, en materia de inversiones:

El porcentaje de la deuda respecto del PBI: para realizar la comparación, UBS admite que la Argentina reestructurará el resto de la deuda en default en los mismos términos en los que realizó su primera oferta. Bajo este supuesto, ambos países exhibirían una deuda cercana al 80 por ciento de su PBI, con una importante rebaja para el país más grande en relación con 2004: US$ 15.000 millones menos en su stock de pasivos soberanos.

Necesidades financieras: tras la dura renegociación que culminó en el canje de principios de este año, la Argentina logró un perfil de vencimientos mucho más favorable que Uruguay.

"Este factor, junto con un resultado fiscal mejor, ayuda a la Argentina a enfrentar menores necesidades financieras en términos relativos", indicó UBS en su informe denominado "Argentina y Uruguay: ¿explican los fundamentos las diferencias relativas entre las valuaciones?".

Ventajas cambiarias: el tipo de cambio real de la Argentina permanece más bajo que el uruguayo, "exagerando" el ratio deuda-PBI de este país.

En términos fiscales, según UBS, ambos países estabilizaron su superávit fiscal en cerca del 3,5% del PBI, aunque por caminos diferentes: la Argentina, con más inflación e impuestos distorsivos, mientras que Uruguay, con mayores controles en el nivel del gasto.

Sin embargo, dice: "La Argentina tiene una gran ventaja sobre Uruguay porque el costo de sus intereses es significativamente menor".

Del mismo modo, aunque ambos países atravesaron fuertes ajustes externos, el vecino más grande tiene un superávit de 2 puntos porcentuales más alto y una posición más confortable en términos de reservas que el más chico.

Por estas razones, y aunque el crecimiento de ambas economías ha sido similar en los últimos años, la Argentina parece tener una ventaja en términos cuantitativos sobre Uruguay, que si bien les puede ofrecer a los inversores un ambiente más amistoso, hasta ahora no ha logrado atraer más capitales, según agregó.

Esta ventaja relativa, que en el largo plazo podría diluirse, ahora debería reflejarse en los spre

Temas en esta nota