Lavagna ratifica que no bajará el dólar ni subirá las tasas

El ministro de Economía dijo que no negociaremos con el FMI si insiste con modificar el tipo de cambio...

Por
15deNoviembrede2005a las08:34

El ministro de Economía dijo que "no negociaremos con el FMI" si insiste con modificar el tipo de cambio, aunque señaló que "nosotros estamos listos, podemos comenzar mañana" a dialogar con el organismo de crédito

El ministro de Economía, Roberto Lavagna, afirmó anoche que la Argentina está lista para negociar con el Fondo Monetario Internacional (FMI) pero advirtió que "no se va a negociar si se insiste en bajar el dólar y subir las tasas de interés".

En declaraciones televisivas, el ministro expresó que "nosotros estamos listos, podemos comenzar mañana", las negociaciones con el FMI.

Sin embargo, Lavagna advirtió que "no se va a negociar si se insiste en bajar el dólar y subir las tasas porque eso es contrario al núcleo de la política económica argentina".

El jefe del Palacio de Hacienda estimó que de producirse la negociación con el organismo no va a ser demasiado difícil. En este sentido, Lavagna subrayó que "si el FMI admite que estas cuestiones se pueden omitir, se puede comenzar a negociar.

No va a ser una negociación demasiado difícil ya que la Argentina no está pidiendo ni un centavo, lo único que queremos es tiempo para distribuir en distintos plazos los vencimientos".

Por otra parte, el ministro se quejó por la falta de avances en la relación con Brasil dentro del Mercosur y advirtió que en caso de mantenerse esta situación la próxima reunión de presidentes prevista para noviembre será "puramente ceremonial".

"Si no hay la firma de lo que nosotros llamamos una cláusula de adaptación competitiva, que trata de crear un crecimiento equilibrado, que los beneficios del Mercosur sean equilibrados, la reunión puede llegar a ser puramente ceremonial", dijo Lavagna.

Tensión con Brasil

Lavagna reveló anoche que "no hay avances" en las negociaciones entre Argentina y Brasil para firmar una cláusula de adaptación competitiva, que permitiría la aplicación de salvaguardas automáticas si uno de los dos socios del Mercosur es agredido comercialmente por el otro.

"Está claro que Brasil prefería una Argentina financiera como la de los 90 y no una Argentina industrial como la actual", disparó Lavagna, y agregó que la reunión de Presidentes "perderá mucha sustancia si Brasil no acepta la cláusula de adaptación competitiva que reclama Argentina".

El ministro señaló que a Brasil "le cuesta aceptar el proyecto de una Argentina industrial, agropecuaria, de servicios, sumamente competitiva a nivel del Mercosur y mundial".

Además alertó que "la negociación está morosamente moviéndose, arrastrando los pies, los plazos están cerca para la reunión de los presidentes y no se ha avanzado mucho".

El ministro dijo que los dos países "siguen considerando que seguimos siendo socios estratégicos, pero es obvio también que las negociaciones están muy paradas", aunque reconoció el papel de "liderazgo" de Brasil en el continente, por ser una economía "más grande", a lo que añadió que el liderazgo ""tiene obligaciones".

Entre estas obligaciones indicó que "implica reconocer que hay que contemplar las economías que son más chicas, y esto también vale para Argentina respecto de Paraguay y Uruguay".


Temas en esta nota

    Load More