El Banco Central lanza una medida para facilitar el acceso al crédito

La autoridad monetaria extendió el plazo para reflejar en los balances bancarios las perdidas por los amparos, a cambio del otorgamiento de créditos comerciales de largo plazo que ascenderían a unos $ 2.600 millones

Por
18deNoviembrede2005a las08:41

La autoridad monetaria extendió el plazo para reflejar en los balances bancarios las perdidas por los amparos, a cambio del otorgamiento de créditos comerciales de largo plazo que ascenderían a unos $ 2.600 millones

A fin de continuar con el desarrollo de herramientas genuinas que faciliten el financiamiento de proyectos de inversión productiva, en el día de la fecha el Banco Central de la República Argentina (BCRA) aprobó medidas tendientes a incentivar el crédito comercial a largo plazo.

Se otorga la posibilidad de extender el plazo original otorgado a las entidades financieras para reflejar contablemente las pérdidas originadas en las diferencias de cambios a causa de los amparos judiciales sobre los depósitos en moneda extranjera.

Las entidades financieras podrán acceder a este beneficio sólo en la medida que otorguen nuevos créditos comerciales de largo plazo.

El mecanismo permite diferir la contabilización de las pérdidas por diferencias de cambio activadas en los balances de las entidades financieras en un monto equivalente al 50% de los nuevos créditos comerciales, de vida promedio no inferior a 2 años, que la entidad otorgue.

A los efectos de que dicha expansión en los créditos a largo plazo no vaya en desmedro de las restantes financiaciones comerciales, el BCRA establece como requisito que la entidad financiera no reduzca el monto total del resto de su cartera comercial.

Por cuestiones prudenciales, se establece también un tope al monto total de diferimiento que pueden aplicar las entidades financieras, equivalente al 10% de su capital computable.

Es importante destacar que se consideran únicamente las financiaciones efectivamente des-embolsadas. En ese marco, también se pueden computar las compras de carteras que cumplan con el requisito del plazo mínimo de dos años al momento de la operación de compra.

Considerando que a septiembre pasado el sistema financiero contabilizaba en su activo $4.833 millones de diferencias de cambio por amparos, el monto de nuevos créditos comerciales a largo plazo que quedaría alcanzado por el incentivo aprobado ascendería a unos $ 2.600 millones.

Este monto representa un incremento de 9% respecto de la cartera comercial al sector pri-vado actual ($30.000 millones), y un crecimiento significativamente mayor si se compara con los bajos niveles de créditos comerciales a largo plazo hoy vigentes.

Las medidas adoptadas fueron previamente analizadas con las asociaciones representativas de las entidades financieras, de manera tal que la instrumentación de las mismas cumpla con el objetivo de extender el plazo de las financiaciones dirigidas al sector productivo, incrementando la inversión y consecuentemente la oferta de bienes y servicios de la economía, en el marco de un sistema financiero líquido y solvente.

Estas medidas forman parte de un conjunto de acciones que viene llevando a cabo el BCRA -en un marco de un sostenido crecimiento del crédito bancario en los últimos trimestres- en pos de consolidar al sistema financiero como instrumento dinamizador de la economía para impulsar la inversión.

Temas en esta nota