Informe climático para la provincia de Entre Rios

mapa de reservas para una pradera y un metro de profundidad de perfil de suelo, muestra una importante recomposición sobre el sudeste de la provincia.

23deNoviembrede2005a las11:45

El mapa de reservas para una pradera y un metro de profundidad de perfil de suelo, muestra una importante recomposición sobre el sudeste de la provincia. Se observan recargas parciales sobre los departamentos Paraná Tala, Nogoyá y sectores de La Paz, mientras que se sostiene en el resto del territorio un panorama algo más exigido.

De todas maneras es importante remarcar que en la actual etapa que atraviesan los cultivos de la gruesa no presentan una demanda hídrica comparable a la de una pradera y por lo tanto el panorama general de reservas de humedad debe ser seguramente más aliviado en general.

Atendiendo lo que hemos dicho al evaluar el comportamiento de las lluvias, debemos considerar este mapa como una situación de piso. Es decir, se prevé que las próximas lluvias mejoren marcadamente la condición de humedad incluso sobre los sectores más rezagados del noreste.

Dado que se observa una mayor actividad en la atmósfera media, es muy posible que la mejora prevista para las próximas horas se sostenga con nuevas lluvias durante la semana próxima.

El mes de noviembre seguramente se resumirá en valores de lluvias acumuladas que mejorarán la performance de octubre, perfilando una normalización de la oferta de agua, la cual es imperiosa para que el maíz afronte su período hídrico crítico sin demasiadas exigencias.

El mapa de reservas para una pradera y un metro de profundidad de perfil de suelo, muestra una importante recomposición sobre el sudeste de la provincia. Se observan recargas parciales sobre los departamentos Paraná Tala, Nogoyá y sectores de La Paz, mientras que se sostiene en el resto del territorio un panorama algo más exigido.

De todas maneras es importante remarcar que en la actual etapa que atraviesan los cultivos de la gruesa no presentan una demanda hídrica comparable a la de una pradera y por lo tanto el panorama general de reservas de humedad debe ser seguramente más aliviado en general.

Atendiendo lo que hemos dicho al evaluar el comportamiento de las lluvias, debemos considerar este mapa como una situación de piso. Es decir, se prevé que las próximas lluvias mejoren marcadamente la condición de humedad incluso sobre los sectores más rezagados del noreste.

Dado que se observa una mayor actividad en la atmósfera media, es muy posible que la mejora prevista para las próximas horas se sostenga con nuevas lluvias durante la semana próxima.

El mes de noviembre seguramente se resumirá en valores de lluvias acumuladas que mejorarán la performance de octubre, perfilando una normalización de la oferta de agua, la cual es imperiosa para que el maíz afronte su período hídrico crítico sin demasiadas exigencias.

ESTADO DE LOS CULTIVOS AL 22 DE NOVIEMBRE

En el transcurso de la pasada semana se registró un sensible aumento de las marcas térmicas, ubicándose los valores mínimos alrededor de los 16,7 oC y los máximos promediaron 30,6 oC, oscilando las temperaturas medias entre 21,2 oC y 25,6 oC. Por otra parte, los niveles de radiación solar se mantuvieron estables, con una disminución entre el martes y miércoles, consecuencia del frente nuboso responsable de las precipitaciones más importantes en la región.

Debido a estos factores se generó el aumento en la evapotranspiración, causando la disminución de la humedad en los primeros centímetros del suelo, ocasionando reservas entre regulares y escasas en la mayor parte del territorio, con algún síntoma de sequía hacia el extremo noreste y con reservas adecuadas en el sureste.

Lenta

Temas en esta nota