Prevén un piso de crecimiento del 3,5%

Las condiciones en que se desenvuelve actualmente la economía local aseguran que el proceso de crecimiento esté virtualmente garantizado para los próximos años...

Por
25deNoviembrede2005a las08:25

Las condiciones en que se desenvuelve actualmente la economía local aseguran que el proceso de crecimiento esté virtualmente garantizado para los próximos años al punto que, aún si hoy dejara de expandirse, la tasa de incremento del producto bruto interno (PBI) para 2006 no bajaría de un 3,5%.

Al menos ése fue el consenso al que arribaron ayer los economistas Miguel Angel Broda y Miguel Bein, que junto al periodista Joaquín Morales Solá, fueron convocados por el Banco Industrial para cerrar el ciclo anual de conferencias "Descifrando el futuro", una reunión que esa entidad realiza desde 1992 y que este año incluyó 6 presentaciones en el interior para acercar información y fomentar el debate entre sus clientes. "La economía crece a pleno", proclamó Broda al estimar que el salto del PBI llegará al 8,9% durante el presente año y seguirá siendo alto durante el próximo "porque las condiciones están dadas y nada indica que de afuera nos descarrilen, sino todo lo contrario".

La referencia aludió a un contexto externo que seguirá siendo favorable y a la inercia positiva que tiene como impronta hoy el nivel de actividad local, "el que se irá desacelerando de un modo más paulatino de lo que creíamos", indicó.

Bein por su parte calculó que la economía habrá crecido un 8,7% en el presente año, aunque tildó ese pronóstico de conservador, y arriesgó que durante 2006 el PBI se terminará expandiendo un 7%. "El ritmo de crecimiento es tal que, aún si dejáramos de crecer a fin de año, por arrastre estadístico estará asegurada una tasa de variación positiva del PBI del 3,3% para 2006", estimó, en tanto que Broda calculó esa inercia en un 3,5 por ciento.

Ambos analistas coincidieron en diagnosticar también que el escenario más probable para el futuro es crecimiento con inflación. "El índice de precios al consumidor base para los próximos dos o tres años va a ser del 8%. Pero a ese número sólo se arribará si el Gobierno hace todo lo que esté a su alcance para evitar que la inflación se espiralice. De lo contrario estará en el orden del 15% anual", advirtió Bein.

Para este economista, la clave para lograr que la inflación no se dispare es incrementar el "ancla fiscal". "Si se adoptara como regla que el gasto público de aquí en más crezca a un ritmo dos puntos menor a los ingresos, el riesgo inflacionario será acotado."

Broda, por su parte, recomendó al Gobierno moderar el estímulo a la demanda si lo que quiere es evitar más inflación y fue muy enfático al señalar que la política económica que se está ejecutando "es de Kirchner: No variará si se va [el ministro] Lavagna".

Minutos antes, Morales Solá indicó que tal vez el mayor riesgo político que enfrenta el Gobierno está dado por el "carácter del presidente Kirchner".

Temas en esta nota