Economistas pronostican pocos cambios en la política económica

Los especialistas destacan que Felisa Miceli tiene una buena trayectoria técnica y una línea económica similar a la aplicada hasta ahora por Lavagna

29deNoviembrede2005a las08:31

Economistas de posturas diversas se refirieron al reemplazo de Roberto Lavagna por Felisa Miceli al frente de la cartera económica y manifestaron su confianza por la continuidad en los lineamientos en la gestión de Hacienda.

"Tiene una buena trayectoria técnica y una política idéntica a la de Lavagna: trabajó con él", comentó el economista Orlando Ferreres, para quien el ministro cesado "fue nombrado por Duhalde y mantenía cierta independencia política" del Gobierno "que le pudo pasar factura" por ello.

Para el ex ministro de Economía Aldo Ferrer, directivo de la empresa estatal de energía ENARSA, el jefe del Estado "ha nombrado a una persona en línea con lo que siente y quiere hacer".

"Lavagna realizó su tarea con gran competencia y con buenos resultados para el interés general del país", destacó.

Ferrer consideró que "hay indicios de que habrá continuidad en la política económica, porque el presidente Kirchner ha asumido esta gestión".

"Toda la política queda ratificada por los propios pronunciamientos que el Presidente ha dado hasta ahora y por la propia persona elegida" para ocupar el cargo de Lavagna, subrayó Ferrer.

En este sentido, adelantó que "la economía está bajo control, y los mercados se van a seguir comportando como hasta ahora".

"El dólar está flotante y ésta es la política repetidamente anunciada por el gobierno y todo indica que esa es la tendencia que no se va a modificar".

En ese marco, cabe señalar que la economía nacional se recupera de la crisis financiera y del cese de pagos, mientras que se acumula un crecimiento del 33,3 por ciento en los últimos 43 meses, tras el descalabro del 2001.

Mientras, Ricardo López Murphy, líder de la fuerza conservadora Recrear y ex ministro de Economía, apuntó que "había una fuerte diferencia de criterios" entre Kirchner y Lavagna, por lo que a su juicio "habrá cambios en la política económica".

"Pero no me atrevo a pronunciarme sobre la naturaleza de estos cambios: cualquier comentario no sería constructivo", matizó.

Por su parte, el presidente de la UIA (Unión Industrial Argentina), Héctor Méndez, se declaró "sorprendido" por el nombramiento de Miceli.

En tanto, el vicepresidente de la UIA, José Ignacio de Mendiguren, manifestó hoy que el sector fabril no ven "nada que pueda hacer peligrar el rumbo de la economía".

"Tenemos un presidente que contesta las cosas y da su parecer, y a veces lo hace de una forma que a unos le molesta más que a otros", dijo el empresario, quien agregó que "cuando uno está convencido de lo que plantea, no nos asusta y se pueden tener diferencias".

Para el industrial, "estamos creciendo sin ningún peligro importante". Asimismo afirmó que la macroeconomía en la Argentina "está sólida".

Una oportunidad

Por su lado, la directora del Centro de Estudios de Negociaciones Internacionales (CENI), Débora Giorgi, consideró que "estamos frente a una oportunidad imperdible, no sólo para consolidar una estabilidad para tener crecimiento sustentable, sino para recuperar la relevancia que el empresariado nacional tiene que tener".

"Es la oportunidad de recuperar la relevancia del empresariado nacional porque no es indiferente la radicación de los centros de decisión", consideró Giorgi.

Asimismo, el ex gerente del FMI Claudio Loser aseguró que la renuncia de Lavagna "puede afectar negativamente en el corto plazo" a la Argentina, aunque admitió que "no se va a venir nada abajo".

"Es una pérdida importante para la Argentina en cuanto a la credibilidad a nivel internacional", sostuvo Loser, y consideró que "ahora habrá que ver cuáles son las credenciales" de la ex titular del Banco Nación, Felisa Mice

Temas en esta nota