Brasil: Banco Central cuestiona los datos sobre la caída del PBI

El Banco Central brasileño cree que el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE) erró al calcular el Producto Bruto Interno (PBI) del tercer trimestre, que según la entidad registró una caída del 1,2 por ciento.

Por
02deDiciembrede2005a las16:03

El Banco Central brasileño cree que el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE) erró al calcular el Producto Bruto Interno (PBI) del tercer trimestre, que según la entidad registró una caída del 1,2 por ciento.

"En reuniones realizadas con analistas, la alta cúpula del Banco descalificó la metodología utilizada por el IBGE para analizar los datos del PBI", escribió hoy el diario Folha de Sao Paulo.

Según Folha, el director de política económica del BC, Afonso Bevilaqua, "dijo que el número del IBGE no tiene ningún sentido (...), y que nadie convencerá al Banco de que la economía está cayendo cuesta abajo".

"El IBGE es un gran instituto, sus técnicos son muy competentes, pero el número divulgado el miércoles es horrible", dijo Bevilaqua, según relatos de varios de los al menos 60 economistas del mercado financiero con los que se reunió en San Pablo.

En la opinión de los directores del Banco Central, la caída de 1,2 por ciento del PBI en el tercer trimestre no refleja la producción industrial medida por el propio IBGE, ni las ventas minoristas, el nivel de empleo, renta y consumo de las familias en el mismo período.

En particular, sostienen que el PBI agrícola afectó el resultado global del cálculo, porque el IBGE tomó en cuenta sólo algunas commodities.

Pese a las críticas del Banco Central, el propio ministro de Agricultura, Roberto Rodrigues, dijo que el sector agrícola "vive el peor de los mundos".

El Banco Central espera ahora una revisión de los datos del PBI como ya sucedió en el pasado. Bevilaqua recordó que los datos del segundo trimestre de 2003 fueron revisados por el IBGE siete veces, y de una caída de 1,9 por ciento se pasó a una de 0,1.

Según Folha, el Banco Central decidió lanzar una ofensiva para defenderse de las críticas que apuntan a la política monetaria como la gran responsable de la desaceleración de la economía.

En sus reuniones con analistas, los directivos admitieron que las altas tasas de interés son las responsables por la caída del PBI, "pero si la política monetaria fuera tan restrictiva como dicen, la inflación estaría por debajo, y no por encima de la meta", dijo Bevilaqua.

Temas en esta nota