El dólar trepa 4 centavos y caen los bonos argentinos

Tras el anuncio de que se cancelará la deuda con el FMI, la moneda estadounidense llega a $3,07, su máximo desde agosto de 2004.

Por
16deDiciembrede2005a las15:21

Tras el anuncio de que se cancelará la deuda con el FMI, la moneda estadounidense llega a $3,07, su máximo desde agosto de 2004. Algunos papeles en pesos llegan a caer casi 4%.

Desde el Gobierno afirmaron a Clarín.com que es una reacción previsible del mercado.

La primera repercusión en los mercados del anuncio del Gobierno de cancelar toda la deuda con el Fondo muestra una importante caída de los bonos argentinos y un dólar con tendencia alcista. La moneda estadounidense llega a $3,02 para la compra y $3,07 para la venta, aunque parece haberse estabilizado luego de la brusca suba del comienzo de la rueda. Desde el Gobierno aseguraron que una reacción así del mercado era previsible.

La cotización promedio en las casas de cambio del microcentro porteño muestran un ascenso de cuatro centavos con respecto a ayer y llega por ahora al precio más alto desde el 6 de agosto del año pasado. En algunos locales llega a venderse a $3,11.

Los bonos argentinos de la deuda muestran por su parte números negativos, con un promedio cercano al 2%. La mayor caída se da en los nominados en pesos. Los títulos vinculados al PBI, por ejemplo, caen 2,7%. Y entre los posteriores al canje los Discount en pesos pierden un 2,89%. Suben en cambio algunos bonos en dólares, como los Boden 2012 (0,62%) y los Boden 2013 (0,8%), que acompañan la suba de la moneda estadounidense.

Mientras tanto en la Bolsa de Buenos Aires, los números se muestran negativos, aunque levemente. El índice Merval, que evalúa el rendimiento de las acciones líderes, cae un 0,87%.

Ante Clarín.com, fuentes oficiales afirmaron que la reacción del mercado en ese sentido era “completamente previsible” por la salida de divisas que generará el pago de US$ 9.810 millones al Fondo.

Al Gobierno en general no le preocupa un alza de la cotización del dólar, ya que tiene como efecto positivo un incremento en lo que se recauda por concepto de retenciones a las exportaciones. Pero una elevación brusca puede tener como consecuencia no deseada una nueva alza en los precios, sobre todo en los de alimentos.

Temas en esta nota