Brasil y la India encabezan reclamos contra los subsidios agrícolas

Las negociaciones de la OMC para liberalizar el comercio en 150 países están produciendo inesperadas alianzas entre naciones o bloques comerciales

Por
16deDiciembrede2005a las15:30

Brasil e India unieron a 110 países para reclamar a la UE y los EE.UU. que reduzcan sus ayudas agrícolas y que los europeos pongan una fecha para eliminar las subvenciones a la exportación.

Las negociaciones de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para liberalizar el comercio mundial, que impulsan 150 países desde hace cuatro días en Hong Kong, están produciendo inesperadas alianzas entre países o bloques comerciales, relaciones de conveniencia que varían sin ningún pudor según sea el interés nacional de cada actor.

La nueva gran coalición formada por naciones en desarrollo, aunque en distinta situación económica, agrupa a la mayoría de países de América Latina y el Caribe.

Se unieron el G-20 (liderado por Brasil e India y que aglutina a exportadores agrícolas en desarrollo), el G-33 (42 países partidarios de un trato especial a determinados productos), los ACP (Africa, Caribe y Pacífico) y los menos avanzados (LDC, en inglés), que dentro de la OMC son 32 y 49 en el mundo.

También han suscripto esta posición el grupo africano y el de pequeñas economías.

"Por primera vez en la OMC hubo una reunión entre todos los países en desarrollo para aunar esfuerzos con el fin de defender asuntos comunes", manifestaron el ministro de Comercio de India, Kamal Nath, y el canciller brasileño, Celso Amorim.

Ambos resaltaron la importancia de que esta iniciativa reúna a 110 de los 150 países miembros del organismo multilateral. Más inesperadas que estas alianzas han resultado otras destacadas por alguno de los negociadores, en concreto la UE, que se lamenta de un "matrimonio de conveniencia" formado por los EE.UU. y Brasil, dos países muy distantes, según fuentes de la Comisión Europea.

Los negociadores comunitarios critican que los EE.UU. y Brasil se hayan emparejado para que las negociaciones de la OMC se centren en agricultura y se "sacrifiquen" los sectores de bienes industriales o servicios, en los que tiene interés la UE, según las fuentes.

Estos países recordaron que la Ronda de Doha, lanzada hace cuatro años en la capital qatarí, y que la OMC intenta impulsar en Hong Kong, tiene como objetivo las necesidades de los países en desarrollo, "especialmente los menos avanzados".

En su declaración conjunta, piden que acaben las ayudas que distorsionan el mercado e "impiden crecer a países en desarrollo" y exigen a los países ricos la eliminación completa de los apoyos a las exportaciones agrícolas en 2010.

Esta es la principal presión sobre la UE dentro de la negociación agrícola de esta semana en Hong Kong.

En la Ronda de Doha, que la OMC pretende terminar en 2006, las discusiones agrícolas tienen tres apartados: las ayudas internas, los apoyos a la exportación y el acceso a lo mercados.

Los países desarrollados solicitaron, además, "reducciones sustanciales" de las subvenciones internas. En el documento, expresaron su apoyo al libre acceso de los productos de los LDC, libres de cuotas y aranceles, y reconocieron la necesidad de "conseguir un resultado concreto" en Hong Kong.

Temas en esta nota